Sucursal del Grupo Santander
Sucursal del Grupo Santander - VALERIO MERINO

Grupo Santander retira la publicidad de YouTube por relacionarla con contenido inapropiado

Tras las revelaciones del diario británico The Times sobre cuentas pertenecientes a supuestos pedófilos, la compañía española ha decidido suspender cautelarmente la campaña en esta plataforma en Reino Unido mientras se investiga el caso

MADRIDActualizado:

No son buenos tiempos para YouTube, que desde verano ha visto como cientos de empresas retiraban su publicidad por contenidos inapropiados. La última, el Grupo Santander, que la pasada semana decidía suspender «como medida de precaución» su campaña en esta plataforma en Reino Unido después de que el diario británico The Times publicase que sus anuncios salían en vídeos con contenido en el que se podía ver, por ejemplo, a niños bailando en actitud insinuante o en actitudes sexuales.

«El canal de YouTube identificado por The Times en el que aparecen los anuncios de Santander no está en nuestra lista aprobada», afirma la filial británica de la compañía española a este diario, señalando además que están «investigando de manera urgente por qué la publicidad apareció donde no debía». Este grupo indicó a la plataforma de vídeos una «lista estricta de 807 canales verificados manualmente», es decir, canales que la empresa financiera comprobó entre los millones que existen en esa plataforma.

Desde Santander indican que se «toman el asunto muy en serio», por lo que han paralizado la campaña «mientras se lleva a cabo la investigación», además de agradecer la publicación de The Times por alertar a la compañía.

Pérdidas millonarias para YouTube y Facebook

En un año en que las Fake News, los trolls y los contenidos inapropiados (ya sea relacionados con la pornografía o con el enaltecimiento del terrorismo o las posturas extremistas), las plataformas de contenidos han visto como las previsiones anuales bajaban, al igual que su reputación.

Los últimos estudios afirman que el gasto en estas compañías supondrá un 11%, tres puntos porcentuales por debajo de estimaciones de principios de año, solo en Reino Unido. «Desde marzo hemos visto un efecto general en los clientes, ya sea porque se ha detenido por completo o haciendo una pausa en el gasto en publicidad digital», aseguró Adam Smith, director de GroupM, empresa dedicada a la compra de publicidad. «Ha sido mucho más persistente el efecto de lo que se esperaba», sentencia el responsable.