Google quiere acabar con los anuncios molestos
Google quiere acabar con los anuncios molestos

Google declara la guerra a la publicidad molesta: así funciona su nuevo bloqueador de anuncios

La compañía ha creado un sistema destinado para el navegador Chrome con el que detectará las webs que abusan de esta práctica y las incluirá en una lista de páginas poco seguras

MADRIDActualizado:

Ya está entre nosotros. El bloqueador de anuncios molestos de Google para el navegador Chrome es una realidad desde esta semana, declarando la «guerra» a la publicidad abusiva, en la línea de mejoras para garantizar una experiencia fluida del usuario en internet. Se trata de un sistema que detecta este tipo de prácticas e incluye a las webs en una lista de páginas poco seguras.

En realidad, se trata de una medida disuasoria de cara a las empresas que utilizan anuncios tipo «pop-up» (que aparecen de repente en una página nueva), que reproducen vídeos de forma automática o aquellas que utilizan el recurso de una molesta cuenta atrás que bloquea la pantalla. De hecho, Google asegura que tras el anuncio de la implementación de esta nueva tecnología, el 42% de las páginas que habían sido incluidas en esta «lista negra» cambiaron su estrategia a principios de esta semana para no verse afectadas por el cambio.

Así funciona

Pero, ¿cómo funciona? Esta tecnología no va a acabar con todos los anuncios, solo con los de aquellas páginas que considere que están abusando de la publicidad. Estas webs entrarán en un registro de páginas poco seguras, basándose en los «Better Ads Standards», unos requisitos para los anuncios diseñados por la Coalition for Better Ads, un grupo de empresas entre los que están presentes Google, Facebook o Microsoft.

En el estudio realizado por esta coalición entre 40.000 usuarios de Estados Unidos y Europa, se determinó los tipos de anuncios más molestos para los cibernautas. Aparte de las ventanas emergentes, los vídeos que se reproducen automáticamente y las cuentas atrás, también se quejaron acerca de los grandes anuncios que ocupan mucho espacio en la pantalla (tanto móvil como en el ordenador), las imágenes parpadeantes o los anuncios que necesitan de «scroll» para poder ver la información de la página.

Las opciones de las webs (y las del usuario)

Sin embargo, nada es para siempre, y las webs «vetadas» podrán volver a estar dentro de la lista de entornos seguros. Además, Google no bloqueará sin previo aviso, ya que contempla un estado intermedio, llamado «Warning» (peligro), que alertará a la página de que está a punto de entrar en la temida lista.

Por su parte, el usuario se enterará de los anuncios bloqueados gracias a un mensaje en el que se indicará que esa web ha suspendido los estándares de Google. Por supuesto, tiene el poder de desbloquear esa publicidad si le interesa, aunque se le informará de todos los pormenores del bloqueo.

Fin al botón «ver imagen»

Por otro lado, Google también ha informado de que eliminará el botón «ver imagen», por el que los usuarios pueden ver este archivo sin necesidad de ver la página. Este cambio responde a las críticas de los fotógrafos y editores que se quejaron del «robo» de sus imágenes. Así, ahora no será tan sencillo descargar este tipo de contenido. Además, la semana pasada se anunció un acuerdo con la agencia de imágenes Getty para mostrar la información de copyright y mejorar la atribución de las fotos.