Facebook
Facebook - Lionel BONAVENTURE / AFP
ESPAÑA Y EUROPA

Facebook pone en marcha nuevas medidas para que los partidos no abusen con los anuncios políticos

La compañía obliga a partidos políticos y candidatos que se presenten a las elecciones generales y europeas registrarse si quieren publicitarse en la red social. Si no lo hacen, bloqueará sus anuncios

Actualizado:

Facebook obligará a registrarse a los partidos políticos y a los candidatos que se presenten a las eleccionesgenerales del 28 de abril y que quieran usar la red como plataforma para publicitarse; si no lo hacen, bloqueará sus anuncios.

Las herramientas de transparencia electoral, anunciadas por la compañía en enero para garantizar la legitimidad de los anuncios políticos en la red social, se activarán este viernes en España y Europa, de cara a las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebrarán el 26 de mayo, y al resto de comicios que se celebrarán en los países miembros.

El objetivo es aumentar la transparencia de los anuncios políticos y evitar injerencias extranjeras, según han indicado fuentes de la compañía.

Richard Allan, VP Global Policy Solutions, y Rob Leathern, Business Integrity Product Management, han confirmado ante un grupo reducido de periodistas la activación de estas herramientas, «diseñadas para limitar el abuso con los anuncios políticos», ha señalado Allan. Para ello, el equipo de Facebok se asegurará de que solo aquellos anunciantes europeos inscritos en su plataforma puedan distribuir anuncios políticos y de temas importantes para el debate social.

Para esta inscripción, la compañía creará un listado de partidos políticos y candidatos, en colaboración con las autoridades electorales pertinentes, que posteriormente cotejará con los perfiles y páginas de la red social para garantizar que las cuentas de los políticos son legítimas.

Los candidatos y los partidos deberán, además, confirmar su identidad y aportar información adicional sobre la organización que está detrás de su campaña de anuncios. Este proceso terminará a mediados de abril. Cumplida la fecha, la compañía empezará a bloquear los anuncios de aquellas cuentas y páginas no verificadas o que no han pasado correctamente el proceso de inscripción.

Información clara y transparente

La información aportada podrá ser consultada en todos los anuncios con contenidos políticos a través de la pestaña «Pagado por», que redirigirá a otra herramienta de transparencia anunciada por Facebook, «Ad Library» (Biblioteca de anuncios). Este archivo con los anuncios que ven los usuarios, tanto en Facebook como en Instagram, recoge toda la información necesaria como el presupuesto de campaña asociado a un determinado anuncio, cuánta gente lo ha visto, así como su edad, ubicación y sexo.

Se trata de anuncios de los representantes electos, los candidatos a cargos públicos y sobre temas de importancia nacional en los países donde aparecen, y permanecerán almacenados en la Biblioteca de Anuncios durante siete años.

Allan ha destacado el trabajo conjunto de Facebook y las autoridades electorales. Las nuevas herramientas «ayudarán a las autoridades relevantes a investigar si tienen alguna sospecha», por ejemplo, a discernir si se han seguido las reglas de financiación en las campañas electorales.

Herramientas no infalibles

Asimismo, Allan ha reconocido que los cambios introducidos en la plataforma «no prevendrán el abuso del todo», pero ha defendido que «ayudarán a prevenir futuras interferencias en las elecciones».

La red social, afectada por una grave crisis de imagen tras el escándalo de Cambridge Analytica y su papel en la victoria de Donald Trump y el referéndum del Brexit, quiere proteger «la integridad» de las próximas citas electorales con estas medidas.

Según aseguraba este viernes Allan, el objetivo es «evitar que se utilicen los anuncios para interferencias extranjeras» y aumentar la transparencia en «anuncios políticos y de temas sensibles». «Animamos a todos aquellos que dirigen campañas políticas a comenzar el proceso de autorización de anuncios», alienta el directivo de la compañía.

Aunque la compañía reconoce que algunas personas «pueden intentar esquivar cualquier sistema», pero está convencida de que la medida es «una barrera real» para alguien que utiliza anuncios para interferir en elecciones desde otro país.