Con más de 2.300 millones de usuarios, Facebook es la mayor red social
Con más de 2.300 millones de usuarios, Facebook es la mayor red social - ARCHIVO

Facebook exigirá a los partidos registrarse para anunciarse en la red social y decir el gasto

La red social abre el proceso de registro para los grupos políticos y adelanta que a partir del 15 de abril aquellas formaciones y organizaciones que eviten hacerlo no podrán anunciarse

MADRIDActualizado:

Dosis de transparencia y transparencia. Ese es el mensaje al que se ha aferrado Facebook en estos momentos para cepar el huracán. Un desafío a tenor de los últimos escándalos de seguridad y fugas de datos que han empañado 15 años de historia. La red social no quiere cometer los mismos errores del pasado; entre su paquete de medidas de cara a los procesos electorales previstos en Europa en las próximas semanas la compañía tiene previsto obligar a los partidos políticos a informar incluso de la inversión dedicada a la publicación de anuncios políticos.

Esta idea forma parte de un paquete de medidas. De tal manera, la compañía estadounidense bloqueará los anuncios electorales de aquellos partidos y organizaciones vinculadas a los mismos que no se hayan completado el proceso de inscripción de cara a las elecciones. Arrancará de manera oficial a mediados de este mes (en torno al 15 de abril), pero para agilizar el proceso los grupos ya pueden rellenar el formulario con antelación.

Contribuirá a una mayor transparencia con el usuario. Así, agencias y organizaciones de carácter ideológico que quieran publicar anuncios durante la campaña electoral también deberán acogerse a estas exigencias. El proceso de registro, según la compañía, puede durar entre 24 y 48 horas. Tan solo exige la introducción de información relevante como un número de identificación (DNI o NIF) y añadir el nombre de la organización o persona que invierte en la publicidad electoral.

La razón es bien sencilla; la propaganda electoral en plataformas como Facebook es, desde hace tiempo, un mecanismo de vital importancia para llegar al público potencial. La naturaleza de las redes sociales, basadas en la publicidad segmentada, permite dirigir anuncios por edades, nacionalidad, género y otros factores. Los anuncios electorales, a partir de ahora, aparecerán en una b iblioteca públicaabierta a todos los usuarios, independientemente si tienen cuenta registrada o no. Se dará información sobre la persona que paga el anuncio, aunque todavía no está disponible. De momento, aparecen grupos como Podemos o Pacma que han publicado sus primeros anuncios.

Otra de las premisas de cara a reducir el impacto de las llamadas «fake news» o «noticias falsas» tendrá un pilar importante en la verificación de hechos. La multinacional se ha apoyado en varias propuestas para «sanear» la plataforma. Además del control publicitario, en España se ha iniciado una colaboración con tres empresas de «fact checking» (Newtral, Maldito Bulo y AFP) que se encargarán de la revisión de las publicaciones de carácter «tóxico» y susceptible de resultar erróneas. En el momento en que una entrada pueda contener datos erróneos, los usuarios se encontrarán con un aviso. Con esta medida -insiste- se logra reducir hasta un 80% la difusión de los bulos.

Actualmente, la compañía cuenta con un «ejército» de 30.000 personas encargadas de la verificación de hechos y, aunque no está previsto aumentar la plantilla en momentos puntuales como procesos electorales, existen equipos locales por países para cubrir todo el espectro de horas.