Facebook es ya Andalucía

B. YUSTE | MADRID
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Facebook cuenta ya con más de ocho millones de usuarios activos (personas que acceden a su perfil para realizar cualquier acción en los últimos treinta días) en España, lo que es equivalente a la población actual de Andalucía. Este dato lo ha dado a conocer este miércoles el director comercial para el Sur de Europa, Diego Oliva, durante un desayuno de prensa con motivo de la apertura de la oficina comercial de Facebook en Madrid y en el que se ha presentado a la que será la directora de Ventas, Irene Cano.

Si la cifra de usuarios es ya de por sí positiva, demuestra el gran crecimiento de esta red social en nuestro país, aún lo es más la alta implicación de éstos en la plataforma. Y esto lo corrobora el hecho de que acceden como mínimo dos veces al día y un 50% entran en su perfil todos los días, lo que significa que «tenemos cuatro millones de usuarios españoles en Facebook todos los días del año». En este sentido, ha subrayado que el tiempo de permanencia en el sitio es de 47 minutos.

Sobre el perfil del usuario, Oliva ha asegurado que éste se acerca cada vez más al internauta típicamente español, aunque ha resaltado el elevado número de mujeres, que se sitúa en el 52%, y la amplia distribución de miembros en distintas franjas de edad. No obstante, las dos terceras partes tienen 25 años.

El director comercial para el Sur de Europa ha desgranado lo que considera la filosofía comercial de esta empresa -y que será la que guíe la trayectoria de la oficina en España-, incidiendo en la idea de que las reglas de juego han cambiado y varios estudios han probado que a la hora de comprar cualquier producto o servicio «la opinión más importante es la de nuestros amigos». Y, en este sentido, «si alguien que es mi amigo me recomienda que me compre tal o cual cosa será mucho más fácil que yo también la compre», ha manifestado Oliva.

Dicho lo cual ha explicado de forma pormenorizada los diferentes formatos publicitarios con los que ya trabajan en Estados Unidos y que también serán comercializados en nuestro país. Todos ellos tienen un denominador común y es que integran «un aspecto social» y es éste, precisamente, el que hace viable que un determinado anuncio se comparta con el resto de contactos.

Publicidad a medida del cliente

Los formatos que comercializa Facebook actualmente y que forman parte del grueso de la estrategia publicitaria de la compañía de Palo Alto pasan por el formato encuesta (a través del que se invita al usuario a decantarse por alguna cualidad de la marca); el formato de evento (el gancho, en este caso, es un evento, por ejemplo, el estreno de una película o un concierto); el formato de vídeo comentario (se puede pedir al usuario qué tipo de spot publicitario se puede lanzar para una determinada campaña); formato de envío de regalos virtuales (un bombón por el lanzamiento de algún producto relacionado...) o el formato de envío de muestras (una gran compañía que invita a sus miembros a probar el nuevo perfume, por ejemplo).

Una tipología de posibilidades que Oliva no ha descartado que se pueda ampliar en un futuro próximo. En cualquier caso, como ha indicado reiteradamente, el objetivo es satisfacer las necesidades del cliente y adaptar la publicidad «a lo que nos pide», aunque no ha querido desvelar tarifas, a pesar de las insistentes preguntas de los periodistas. Se ha limitado a asegurar que cualquiera puede comprar un espacio publicitario en la plataforma y, de hecho, se han ajustado los precios a todo tipo de destinatarios, no sólo las grandes empresas, sino también las pymes y los propios usuarios.

El director comercial para el Sur de Europa ha dado datos sobre algunas exitosas campañas que se han llevado a cabo en la red social y ha asegurado que sus buenos resultados responden al valor añadido que aporta Facebook (el componente social del que se hablaba anteriormente) y de las posibilidades de segmentar a los públicos y dirigir la publicidad con la eficacia que garantiza conocer sus preferencias y gustos.