Compras online: todo cambia con la entrada en vigor de las nuevas normas de UE contra el geobloqueo

Los europeos ya no tendrán que preocuparse por si una página web los bloquea o redirige por el hecho de que su tarjeta de crédito proceda de un país diferente

MADRIDActualizado:

Este lunes 3 de diciembre de 2018 han entrado en vigor las nuevas normas europeas contra las restricciones geográficas injustificadas para comprar por internet. Es decir, los europeos ya no tendrán que preocuparse por si una página web los bloquea o redirige por el hecho de que su tarjeta de crédito proceda de un país diferente.

Hasta la puesta en marcha de esta normativa ( 2018/302 «Reglamento de bloqueo geográfico»), que fue aprobada a principios de este año, el 63% de las páginas webs no permitía a los consumidores realizar compras desde otro país de la UE, según datos de la Comisión Europea. Como resultado, cerca de dos tercios de los consumidores que querían comprar en línea no lo conseguían.

Para la CE, el fin de esta práctica va a permitir que los consumidores cuenten con más posibilidad de elección en productos y precios más competitivos, mientras que las empresas tendrán la oportunidad de expandirse a otros países y disfrutar de costes de transacción y administrativos más bajos.

Esta medida forma parte de los diversos esfuerzos que está haciendo la CE por impulsar el comercio electrónico en el mercado interior, que incluye además medidas para proteger mejor a los consumidores en internet, garantizar un envío transfronterizo de paquetes más eficaz y simplificar las normas del IVA para que sea más fácil comprar y vender productos en línea. «Queremos una Europa sin barreras y ess también supone eliminar las barreras de las compras oneline», recuerda el organismo. Los Estados miembros deberán asimilar la nueva normativa y poner en marcha las estructuras necesarias para garantizar su aplicación, según ha solicitado la CE.

La Comisión llevará a cabo una primera revisión de la nueva normativa en marzo de 2020, una evaluación en la que dijo que abordará la posible extensión del principio de no discriminación a servicios no audiovisuales suministrados electrónicamente con contenido protegido (como libros electrónicos, música, juegos o software).

El sector audiovisual, al margen

Además, también adelantó que analizará si en otros sectores, como los servicios audiovisuales o de transporte, se debe eliminar cualquier restricción injustificada que quede en función de la nacionalidad o el lugar de residencia o de establecimiento.

La organización europea de consumidores, BEUC, celebró la nueva legislación pero alertó de que aún persisten otras prácticas de geobloqueo, como las que afectan al sector audiovisual e impiden ver ciertos programas en internet a usuarios de otro país, tal y como sucede con Netflix, aunque se revisará en 2020.

Sin embargo, existen ciertas puntualizaciones que los usuarios desconocen y que como consumidores deben conocer con precisión cómo les afecta la nueva normativa. El hecho de que la normativa 2018/302 haya entrado en vigor, no implica que el comerciante esté obligado a enviar paquetes a países donde no realiza entregas, salvo acuerdo con el cliente, tal y como ha recordado este lunes la Secretaría de Estado para el Avance Digital.