La Comisión Europea denuncia el «dominio aplastante» de Microsoft y amplía su lista de acusaciones por monopolio

MADRID. ABC
Actualizado:

Microsoft «discrimina a sus competidores», actúa «de modo aplastante» y refuerza continuamente «su estrategia de ampliar la posición dominante mediante una política abusiva en la concesión de licencias de Windows 2000». Éstas son algunas de las conclusiones a las que ha llegado la Comisión Europea en un pliego de ampliación de cargos contra Microsoft, dentro del proceso contra la compañía en el seno de la Unión.

Según declaró Amalia Torres, portavoz del comisario de la competencia, Mario Monti, uno de los objetivos de la Unión es el de «unir los dos casos en uno» (el que inició Sun y el de la propia Comisión), una decisión que, curiosamente, ha sido aplaudida por Microsoft.

Pero en este pliego, Bruselas sigue insistiendo en que algunas prácticas de Microsoft constituyen un serio atentado contra la libre competencia. Éste es el caso de la inclusión del Media Player dentro del sistema operativo Windows que, según la Comisión, «priva a los fabricantes y usuarios de cualquier opción real». La Comisión denuncia asimismo «la posición dominante» de la firma de Redmond, ya que conduce artificialmente a los clientes a la adquisición de sus productos al ocultar la información técnica para que cualquier programa corra bajo Windows, y también obligando a los clientes a optar por productos de Microsoft para servidores. Esta maniobra, concluye la Comisión, atenta contra el «corazón del futuro de Internet».

NO SE PARALIZARÁ EL WINDOWS XP

Por su parte, en un comunicado, Microsft afirmó ayer que Bruselas no tiene ningún plan para paralizar el lanzamiento del nuevo Windows XP y que sigue esforzándose para asegurar que «Windows funciona perfectamente con productos de otros fabricantes». También confía en que, cuando concluyan las investigaciones de la Comisión, Bruselas se dé cuenta de que el desarrollo de su negocio se realiza «en plena conformidad con las leyes de la Unión».