Comienza la audiencia verbal en el Tribunal de Apelaciones sobre el caso Microsoft

Washington, agencias
Actualizado:

  Ante un tribunal de apelaciones en Washington comenzó hoy una audiencia verbal de dos días sobre el proceso por competencia desleal contra la empresa estadounidense Microsoft, el mayor fabricante de software del mundo.Microsoft consideró que su división, ordenada en junio del año pasado, es una medida injustificada. No se violaron leyes

antimonopolio, afirmó el abogado de la compañía, Richard Urowsky, a

la vez que indicó que la empresa está expuesta en el mercado del

software a una fuerte competencia.

   La corte escucha los argumentos de Microsoft y de los fiscales

del gobierno sobre la apelación de la empresa para que se deje sin

efecto una sentencia dictada el pasado 8 de junio por el juez Thomas

Penfield Jackson, decretando la división de Microsoft en dos empresas

independientes.La sesión verbal, sin embargo, no concluirá aún con una decisión sobre la apelación.

   El Departamento de Justicia estadounidense y una veintena de

estados federados acusaron a Microsoft de abusar de su posición casi

monopólica con el sistema operativo Windows para aplastar a la

competencia.

   El juez Jackson aceptó la demanda, y sentenció que Microsoft

violaba las leyes antimonopolio al ligar su navegador Internet

Explorer a su sistema operativo Windows, y dispuso la división de la

empresa. Microsoft apeló de inmediato, y hasta que se produzca una

decisión definitiva la sentencia queda en suspenso.

   Durante la audiencia Urowsky negó con énfasis ante los siete

jueces la acusación según la cual Microsoft intentó desplazar a otras

empresas del mercado. La vinculación del Internet Explorer con

Windows no excluía la utilización de otros navegadores rivales,

aseveró.Ante los siete jueces de la corte de apelaciones, los abogados de Microsoft planeaban argumentar además que el juez Jackson actuó con prejuicios.

   En el caso Jackson, Microsoft se apoya sobre todo en el hecho de

que el juez no ordenó en su momento audiencias adicionales sobre

posibles medidas contra la empresa. Los abogados lo acusan asimismo

de haberse expresado despectivamente sobre el fundador de Microsoft,

Bill Gates, y, por ejemplo, de haberlo comparado con "Napoleón".

   A jucio de expertos legales, Microsoft tiene buenas posibilidades

de lograr un éxito, al menos parcial, con su apelación.

   Dos de los jueces que intervienen en el actual proceso de revisión

se pronunciaron ya anteriormente a favor de Microsoft: suspendieron

una medida de Jackson, según la cual los fabricantes de computadoras

dejaban de estar obligados a ligar el Internet Explorer con el

sistema operativo Windows