Bruselas ve una amenaza el avance de las compañías tecnológicas chinas y pide más protección de cara al 5G

La Eurocámara evita citar a empresas del sector como Huawei y pide que se fijen directrices en la UE para luchar contra las amenazas y fragilidad cibernética que supone la implantación de las nuevas redes

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ante el creciente auge tecnológico de China y el desafío serio para la seguridad europea que ello plantea, la Comisión Europea tiene pensado presentar más adelante a los Veintiocho una recomendación para garantizar «un enfoque común de la UE para la seguridad de las redes 5G».

El pleno del Parlamento Europeo ha alertado este martes del riesgo que cree que plantea la creciente llegada de empresas tecnológicas chinas al mercado europeo para la ciberseguridad en la UE, por lo que ha reclamado más medidas que refuercen la protección en el bloque.

Los eurodiputados temen que la tecnología 5G permita a grandes tecnológicas como Huawei incluir en sus sistemas mecanismos que permitan a los fabricantes y autoridades acceder a datos privados y a telecomunicaciones dentro del suelo comunitario.

Una de las cuestiones que preocupan a los eurodiputados y que ha motivado la resolución adoptada en Estrasburgo (Francia) es que las leyes sobre seguridad locales obliguen a empresas de terceros países a cooperar con las autoridades de ese país para salvaguardar la seguridad nacional también fuera de su territorio.

Las leyes que aplica China a este tipo de empresas ha llevado a varios países a evaluar en detalle cuestiones de seguridad e, incluso, vetar compañías.

Por ello, los eurodiputados creen necesario que se fijen directrices en la UE para luchar contra las amenazas y fragilidad cibernética que supone la implantación de las redes 5G y apuntan medidas como la diversificación de proveedores, la división en varias fases del proceso de compra o establecer una estrategia común para reducir la dependencia europea de terceros.

Estas ideas las han respaldado los eurodiputados el mismo día en que han aprobado un nuevo sistema de certificación europeo en materia de ciberseguridad, que se aplicará a productos, procesos y servicios.

También se reforzará la Agencia europea de ciberseguridad y se fijan nuevas reglas para una mejor protección para los consumidores, además de presentar procedimientos más sencillos para las empresas.

Diferencias de opiniones

Todo ello forma parte de un documento que ha elaborado el Ejecutivo comunitario, en el que plantea a los Gobiernos europeos diez acciones para tratar reequilibrar las relaciones entre el bloque y Pekín.

Bruselas evita citar en el documento a compañías tecnológicas como Huawei pero el vicepresidente de Mercado Único Digital, Andrus Ansip, ya criticó hace meses a la empresa por colaborar con los servicios de inteligencia chinos.

Al ser preguntado si Huawei debería participar en el desarrollo del 5G en países de la UE como Italia, el vicepresidente de Empleo y Crecimiento, Jyrki Katainen, en rueda de prensa en Estrasburgo para presentar el documento, ha admitido que «hay diferencias de opinión entre los Estados miembros respecto a determinados operadores» y ha evitado avanzar nada más a la espera de la futura recomendación de Bruselas porque «el trabajo está en curso». Ha recordado que la UE es «un mercado abierto para todos los operadores que cumplen nuestras normas» y ha confiado en que los Veintiocho adopten «más o menos una posición unida».