Amazon Prime Day

Amazon Prime Day: consejos para que no te la «cuelen» con las ofertas

A medida que crece el comercio online, muchos ciberdelincuentes aprovechan para sacar provecho de usuarios poco precavidos

Sigue las ofertas del Amazon Prime Day 2018 en directo

MADRIDActualizado:

Amazon quiere su propio «Black Friday» y por eso ideó hace unos años el Amazon Prime Day, una oportunidad que brinda la plataforma de venta online para que sus usuarios más fieles (es decir, los que pagan una cuota mensual de suscripción) disfruten de suculentas ofertas en todo tipo de artículos, aunque los tecnológicos se llevan la palma de la «ganga». Aún así, ¿es oro todo lo que reluce? Desde el comparador de seguros Acierto.com alertan de que a la vez que crecen las ofertas, también la amenaza de los fraudes y ciberataques.

Tal es así, que estas prácticas han crecido hasta un 140% en dos años; y no solo eso, sino que el tipo de víctima ha ido evolucionando: ahora las pymes también forman parte de los objetivos de los ciberdelincuentes. Los datos cobran especial relevancia en pleno Amazon Prime Day; por ello, los usuarios que se animen a pasarse por estas «rebajas digitales» deben tener en cuenta una serie de consejos.

Comprobar el vendedor

Para empezar es fundamental comprobar a quién se le está comprando. En el caso de Amazon existen numerosos vendedores externos cuyas reviews conviene leer, especialmente si observamos que su número es escaso pero que, no obstante, cuenta con buenas referencias. Si observamos que son variadas, que existen fotos de los productos, etcétera, será buena señal.

Revisar los enlaces

Más allá de Amazon y en términos generales, resulta básico revisar la URL del site, si cuenta con el protocolo de seguridad HttpS (la «s» final asegura enlaces más seguros) si existe información sobre él online...

Cuidado con el «phishing»

Las suplantaciones de identidad, asimismo, se encuentran a la orden del día, especialmente a través del correo electrónico. Aquí lo más habitual es encontrar una letra cambiada de sitio o similares, logos antiguos, etcétera. Otro «gancho» frecuente es enviar un supuesto correo de seguimiento de un producto con un archivo adjunto repleto de malware.

Desconfía de las ofertas de WhatsApp

Y si hablamos de fraudes, hay que tener especial cuidado con los chollos re-enviados de forma masiva por WhatsApp y aplicaciones de mensajería instantánea similares. La Unidad de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil suele estar al tanto de esta clase de delitos, de manera que suele bastar con introducir el nombre de la promoción en Google para cerciorarse.

Actualiza siempre

Nuestra conexión y equipo -con las actualizaciones y sus parches de seguridad pertinentes instalados- también deberían ser seguros, así como nuestra contraseña -no la guardaremos jamás-. Por desgracia, y tal y como apuntan los datos del comparador, el 90% de los internautas españoles ignora cómo crear una clave segura, y hasta el 40% tiene problemas cuando intenta restaurarla. Lo preocupante del caso es que solo el 8% es consciente de su ignorancia y que más de la mitad se han visto afectados por un virus informático.

Repasa las variaciones de precio en otras webs

Al margen de lo dicho, algunos usuarios se muestran recelosos respecto de las variaciones de precio en la plataforma. Sin embargo, existen algunas herramientas y extensiones para el navegador -como Keepa y Camelcamelcamel- que permiten monitorizar estas oscilaciones, crear alertas y que muestran el historial de precios de un producto en la plataforma.

Google Shopping también nos permitirá comparar antes de dejarnos llevar por los precios de Amazon y ordenar por precio. E incluso otra alternativa dentro de la propia Amazon será acudir a las ofertas que se encuentran vigentes por tiempo limitado (más allá de las 36 horas del Prime Day).

En el caso de que compren ilegalmente con tu tarjeta

Otras de las cuestiones que tendremos que analizar son las plataformas de pago, las condiciones de envío y devoluciones de la página. Respecto a estas primeras, la mayoría de ecommerce ofrecen la posibilidad de utilizar PayPal. Y deberíamos consultar los movimientos de nuestra cuenta. En todo caso y si ya han comprado con nuestra tarjeta, existen soluciones. Lo primero será informar al banco de los cargos fraudulentos que hayamos detectado para que la bloquee. Es posible que podamos hacerlo nosotros mismos online, incluso de forma temporal.

Además, ciertas entidades financieras se hacen cargo de los gastos que ha ocasionado el delincuente que nos ha robado la tarjeta de crédito, aunque con un límite. Si lo superan, el cliente tendrá que correr con la cantidad restante. «Esta situación también puede estar cubierta en algunos seguros de hogar, incluso si el fraude se ha producido porque nos han robado el bolso del coche en un semáforo, por ejemplo», explica Carlos Brüggemann, cofundador del comparador de seguros Acierto.com.