Una persona mira el buscador de Google
Una persona mira el buscador de Google - reuters

Alemania pide a Google que cambie la gestión de datos de sus usuarios

Las autoridades advierten que la forma actual en la que la empresa relaciona la información con otros servicios viola las leyes locales

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Autoridad de Protección de Datos de Hamburgo (Alemania) ha pedido a Google que cambie la forma en la que crea y relaciona los perfiles de sus usuarios ó se enfrentarán a una multa.

La organización ha publicado un comunicado en el que señala que la habilidad de Google de relacionar la información de los perfiles de sus usuarios con sus otros servicios como Google Maps, viola las leyes locales de privacidad.

Google tendría que hacer cambios significativos en su sistema y en la forma que triangula los datos personales. Para cumplir con las leyes, la empresa de internet tiene que asegurarse que los usuarios dan su consentimiento para que sus perfiles se usen de esa manera.

La política de integración y las formas en las que Google almacena y relaciona información ya le han ocasionado problemas en varios países. La compañía ha señalado a TechCrunch que se encuentra «estudiando el caso para determinar los siguientes pasos que darán».

«Aunque hemos logrado mejoras en cuanto a la información personal de los usuarios con Google, la cuestión esencial de combinar los datos todavía no ha sido cumplida legalmente por la empresa (...) Nuestros requisitos están dirigidos a lograr un equilibrio entre lo justo y lo legal, y los intereses de la empresa y de los usuarios. La pelota está en el campo de juego de Google», ha dicho Johannes Caspar, comisario de información y protección de datos de Hamburgo.

La agencia apunta que entre algunas de las actividades relacionadas que no consideran legales están la conclusión sobre preferencias, relaciones de amistad y la orientación sexual derivadas del uso del buscador de Google.

Alemania ya ha puesto el foco en Google muchas veces. El pasado mes de septiembre, las autoridades habían solicitado a Google la publicación de su algoritmo secreto, para saber qué factores toman en cuenta a la hora de jerarquizar el contenido en su buscador