La sirenita Ariel, atrapada en medio de una marea negra.
La sirenita Ariel, atrapada en medio de una marea negra. - Grumpy Punk Cat

Así serían los personajes de Disney en la vida real

Un artista recrea cómo sería la vida de algunos personajes y princesas de Disney si sus historias no tuvieran un final feliz

Actualizado:

Las películas producidas por Disney son famosas porque siempre culminan con un final feliz. Sin embargo, hay quien se pregunta cómo sería la vida de sus protagonistas si vivieran en un mundo que se pareciera al real, donde los finales casi nunca son felices.

Precisamente a esa cuestión ha intentado responder un usuario de Reddit conocido como Grumpy Punk Cat a través de un tumblr en el que, tal y como cuenta el blog Tecnolejia, imagina cómo habría sido la vida de algunos personajes y princesas de Disney si no hubiesen superado todas las adversidades, derrotado a los villanos de turno y acabado casándose con su príncipe soñado.

Así, las ilustraciones publicadas por este artista en el tumblr « Disney Unhappily Ever After» muestran imágenes tan alejadas del ideal de este mundo de fantasía como la de una demacrada Alicia tras comprar una dosis de droga a un traficante, a la gitana Esmeralda viviendo como un mendigo en las calles de París o a la sirenita Ariel atrapada en medio de una marea negra.

Esta crítica a un mundo en el que las cosas no son tan bonitas como las dibujan los estudios de cine continúa con Bambi convertido en un trofeo de caza, la guerrera Mulan escondida tras una mascarilla con la que se protege de la elevada contaminación atmosférica de China o el elefante Dumbo siendo maltratado por su domador en el circo.

El racismo, la comida basura, la drogadicción, la prostitución, la contaminación o el maltrato animal son algunos de los temas tratados en esta serie de imágenes que demuestra que el mundo real no tiene nada que ver con el reflejado en la mayoría de las películas infantiles, en el que estos problemas, simplemente, no existen.

Una crítica similar a la realizada por la fotógrafa canadiense Dina Goldstein en una serie de instantáneas, en las que las princesas Disney se enfrentaban a los problemas del mundo real convertidas en mujeres de carne y hueso.