Las diez fronteras más cortas del mundo
Algunas fronteras no son más que una línea en medio de la calle

Las diez fronteras más cortas del mundo

A pesar de poseer una gran importancia estratégica, algunas líneas fronterizas entre países apenas alcanzan unos pocos kilómetros de extensión

Actualizado:

Cuando uno piensa en una frontera, se imagina una larga línea dibujada en un mapa y una alambrada interminable que separa los territorios de dos países contiguos. Sin embargo, en el planeta existen algunas líneas fronterizas que sorprenden por sus reducidas dimensiones. El autor del blog «Banderas del mundo» ha elaborado una lista con las diez fronteras más cortas del mundo, en la que España figura en dos ocasiones diferentes.

1.- Frontera entre la India y Sri Lanka: En la porción de mar que separa la isla de Sri Lanka de la India existe una gran cantidad de bancos de arena y piedra caliza conocidos como el Puente de Adam o el Puente de Rama, ubicado entre la isla de Pambán, en la costa suroriental del estado indio de Tamil Nadu, y la isla de Mannar, en la costa noroccidental de Sri Lanka. En medio de este paraje existe un banco de arena de 100 metros de ancho llamado Dhanushkodi, a través del cual pasa la frontera entre India y Sri Lanka, convirtiéndola en la más corta del planeta.

2.- Frontera entre Reino Unido y España: Aunque España siempre ha reclamado su soberanía sobre el Peñón de Gibraltar, lo cierto es que a día de hoy esta polémica línea de 1,2 kilómetros de largo que separa la roca del municipio de La Línea de la Concepción es la segunda frontera internacional más corta de la Tierra.

3.- Frontera entre Italia y la ciudad del Vaticano: Aunque el tránsito entre Italia y la ciudad del Vaticano es libre, lo cierto es que los 3,2 kilómetros de perímetro de este enclave de menos de media hectárea enclavado en el corazón de Roma marcan el territorio en el que el cuerpo de gendarmería vaticano tiene la potestad exclusiva de garantizar la seguridad, el orden público, el control del tráfico y las investigaciones criminales. Sin embargo, el Tratado de Letrán establece que será Italia la responsable de juzgar a las personas que hayan cometido crímenes en el Vaticano, siempre y cuando este último haya solicitado al Estado italiano la persecución y juicio de esa persona.

4.- Frontera entre Francia y Mónaco: Al igual que ocurre en el caso anterior, la frontera entre estos dos estados, de 4,4 kilómetros de largo y que data de 1861, ha estado generalmente abierta, sin que existan controles fronterizos o migratorios entre ambos países. Tan solo una serie de señales que informan al visitante de dónde termina un país y dónde empieza el otro dan fe de la existencia de la frontera franco-monegasca.

5.- Frontera entre Azerbaiyán y Turquía: En el extremo oriental de Turquía existe una porción de terreno que se introduce entre Armenia e Irán para limitar con el exclave azerí de Najicheván, a lo largo de nueve kilómetros. Este territorio está separado del resto del país por una porción de Armenia y su límite occidental es el Río Aras, que sirve a su vez de frontera no solo con Turquía sino también con Armenia más al norte.

Las curiosidades de los 10,2 kilómetros de frontera entre Holanda y Francia; los 11 que separan Egipto y Palestina; los casi 16 que forman la línea fronteriza entre España y Marruecos, repartida entre Ceuta, Melilla y el Peñón de Vélez de la Gomera; así como los 19 kilómetros que comparten Rusia y Corea del Norte y los 19 de la frontera de Croacia y Montenegro completan esta lista que puede consultarse al completo en el blog «Banderas del mundo».