El día que Metro de Madrid cambió el nombre de todas sus estaciones

El día que Metro de Madrid cambió el nombre de todas sus estaciones

Mucho antes de que Vodafone rebautizara la estación de Sol, un colectivo artístico había cambiado ya los nombres de gran parte de las paradas del suburbano

Actualizado:

El reciente patrocinio de la estación de metro de Sol por parte de una conocida compañía de telecomunicaciones ha despertado numerosas críticas entre los usuarios de este medio de transporte. Sin embargo, el cambio de nombre de las paradas del metro no es algo nuevo.

Desde hace varios años, tal y como cuenta el blog «Caminando por Madrid», el colectivo Redretro se dedica a cambiar temporalmente la denominación de diferentes estaciones del suburbano madrileño.

Así, por obra y gracia de estos artistas, la estación de Plaza de Castilla se convierte en «Playa de Pastilla» o la de Gran Vía en «Gran Día», mientras que Palos de la Frontera es bautizada como «Palos en la Frontera» y Tirso de Molina y su vecina Antón Martín se transforman en «Tieso de Molina» y «Antón Martini».

Las estaciones de Banco de España, Goya, Colón, Cuatro Caminos o La Latina, entre muchas otras, han sufrido también un cambio temporal en su denominación. Gracias a este grupo se han convertido en «Vasco de España», «Poya», «Molón», «Cuatro Cominos» o «La Gatina», respectivamente.

Según señala este colectivo en su página web, la Redretro es un proyecto abierto de arte urbano que se articula mediante intervenciones sutiles de carácter poético y crítico en los sistemas de transporte de ciudades de todo el mundo. Así, sus intervenciones, que en ningún caso causan daños permanentes en las instalaciones del suburbano, han llegado ya a ciudades como Berlín o México D.F.

Aunque este tipo de arte está pensado para durar tan solo unos minutos, muchas de sus obras han sido documentadas en una galería de Flickr.