MWC 2019

Así es el Xiaomi Mi 9: una bestia «barata» de tres cámaras para frenar a Samsung y Huawei

Adelantándose al inicio del Mobile World Congress, la firma china presenta su nuevo teléfono inteligente, que destaca por la presenta una pantalla de 6.39 pulgadas, con tres lentes, el último microchip de Qualcomm, el Snapdragon 855, y varias prestaciones interesantes como su sistema de carga ultrarrápida

Actualizado:

En el campeonato mundial de constructores, Samsung y Huawei son, ahora, los Mercedes y Ferrari del mundo de la tecnología. Por méritos propios han amasado una gran fortuna en este negocio. Pero por detrás se sitúa Apple, que ha venido perdiendo posiciones el último trimestre, y otros muchos bólidos que ofrecen una relación calidad-precio como para pensárselo. Es el caso de Xiaomi, que este miércoles ha desvelado, adelantándose al Mobile World Congress de Barcelona, su nuevo terminal, el Xiaomi Mi 9.

Un teléfono móvil inteligente competente y preparado para enfrentarse, teóricamente, a las pruebas más exigentes. La firma china, que lo ha hecho oficial en un evento en Pekín (China), apuesta en este caso por una triple cámara y una potente batería que, en principio, y hasta comprobarlo de primera mano, resulta muy intersante gracias a su sistema de carga ultrarrápida.

Lo que en principio llama la atención de este terminal es su apartado fotográfico compuesto de tres sensores, uno de ellos, de 48 megapíxeles. Unos guarismos seductores pero que, en realidad, hay que tener en cuenta que en la fotografía no solo es importante el tamaño. La cámara, organizada de manera vertical en un lateral en la cara trasera, se completa con otro gran angular de 16 megapíxeles con una luminosidad de F2.2 y un pequeño teleobjetivo de 12 megapíxeles. Con todo ello, y según lo anunciado por la marca asiática, está preparada para tomar fotos en modo retrato; es decir, jugar con la profunidad de campo.

Su pantalla, de tipo Super Amoled, alcanza una diagonal de 6.39 pulgadas y «rasca» una resolución Full HD (2.280 x 1.080 p). Manteniendo el concepto iniciado el pasado año, el Xiaomi Mi 9 presenta una apretada relación de aspecto de 19:9 con lo que prácticamente una cara, la frontal, está ocupada por la supericie táctil, conservando, además, la presencia de un «notch» o pestaña en forma de gota muy estilizada. Está destinada a albergar la cámara frontal de 20 megapíxeles.

Siguiendo otra de las tendencias más calientes del sector, el terminal ha incorporado un escáner de huellas dactilares debajo de la propia pantalla como medida principal de desbloqueo. En los primeros detalles funciona de manera solvente y rápida, aunque habrá que comprobar la robustez de su seguridad. A nivel técnico, se trata de un bólido cuyos motor es un microchip Snapdragon 855, el último y más potente fabricado por Qualcomm. Se puede configurar en dos versiones de 6 y 8 GB de memoria RAM, con lo que a priori su desempeño debe estar a la altura de las expectativas.

Configurable en tres versiones de 64, 128 y 256 GB de almacenamiento, Xiaomi ha logrado articular una potente batería de 3.300 mAh que llama podedorsamente la atecnión por su sistema de carga ultrarrápida, una tecnología consolidada y que debería dar el salto a todos los móviles de última generación. A su vez, soporta la carga inalámbrica con un cargador, que también viene en el kit comercial, de 20 w. Viene con puerto USB-C, integra chip NFC para autorizar pagos móviles. Todo un alegato para rivalizar, de primeras, con los superventas Samsung y Huawei en un mercado, el del móvil, cada vez más saturado. Por ello, su estrategia no ha cambiado ni un ápice con respecto a sus predecesores; es muy accesible, ya que estará disponible a partir de 2.999 yuanes (393 euros).