Diseño conceptual de cómo podría ser el próximo Galaxy S10
Diseño conceptual de cómo podría ser el próximo Galaxy S10 - TECHNOBEZZ
Lanzamientos

Samsung presentará su nuevo Galaxy S10 el 20 de febrero, una semana antes del Mobile World Congress

El gigante surcoreano, que celebrará los diez años de la gama de teléfonos móviles, apuesta por un evento independiente que le garantice la atención mediática

MADRIDActualizado:

La galáctica familia cumple su primera década. Un momento único por el que bien vale la pena hacer algo especial. Samsung, cuyos últimos modelos no han terminado de cuajar en el mercado al igual que su rival Apple, prepara la renovación de su buque insignia en un evento independiente que le sirva para grangearse todas las atenciones.

El nuevo Galaxy S10 se presentará, según ha confirmado la marca surcoreana de manera oficial, el próximo 20 de febrero. Justo una semana antes del comienzo del Congreso Mundial de Móviles que se celebra un año más en Barcelona. Un hecho que, por tanto, dejará a la feria con un sabor descafeinado dada la ausencia de alguno de los dispositivos estrellas para esta temporada.

El evento, que tendrá lugar en San Francisco (EE.UU.), será la oportunidad para conocer la gran apuesta del presente curso de una de las mayores empresas de tecnología del mundo para capear el huracán «smartphone». Las flaquezas de China como principal mercado y la dificultad de convencer al público de la escalada de precios de los productos de alta gama sirven de telón de fondo para descubrir lo que tienen preparado para lograr un nuevo éxito de ventas.

Son pocos los detalles que han trascendido en las últimas semanas, pero los rumores han aireado algunas ideas que hacen prever que este dsipositivo tiene todas las papeletas de ser un nuevo candidato a mejor móvil del año. Lo que se apunta desde el sector es que vendrá en cuatro modelos distintos, diferenciados principalmente por tamaños pero también por prestaciones. Un Galaxy S10 Lite que sirva para reducir el precio a ser el móvil más barato de la familia; uno «normal» que se denomine simplemente como Galaxy S10, otro de mayor tamaño y mejores características (Galaxy S10 Plus), así como su primer terminal compatible con las futuras redes 5G.

De estética casi sin bordes y con los laterales parcialmente curvados, los nuevos terminales deben resolver otras ideas que se han paseado en los últimos tiempos como si se «agujereará» la pantalla para situar los sensores y cámaras frontales. De tal manera que presentará una estética cuidada y diferenciada del resto de competidores porque, además, prescindirá de la pestaña superior o «notch» que desde el iPhone X se ha puesto de moda en el sector.

De la cámara se espera que el Galaxy S10 apueste por tres cámaras traseras, pero esta configuración puede solo estar destinada al modelo más avanzado. Así, un sensor de 12 megapíxeles con apertura variable (F1.5 y 2.4) y, al menos, otro sensor con 16 megapíxles (apertura F1.9). Otro de los detalles que se han vinculado al lanzamiento es la posibilidad de contar con nuevos colores, así como un lector de huellas dactilares bajo la pantalla al estilo del OnePlus 6T aunque con tecnología ultrasónica para mejorar su seguridad. Una batería de 4.000 mAh en la versión más cara es otro aspecto que también se ha rumoreado.

Con este «smartphone», el gigante surcoreano pretende dar un golpe sobre la mesa y situarse como la única firma capaz de ofrecer un mayor elenco de posibiidades en el sector, con modelos que cubren todos los rangos de precios. Una estrategia que, sin embargo, puede verse afectada por la llegada de un móvil plegable, confirmado para mediados de este año.