Samsung Galaxy Note 10, un «smartphone» sin grandes sorpresas respecto al S10

La gama de la tecnológica coreana, que suele ofrecer un modelo único, se amplía a tres: Note 10, Note 10 Plus y Note 10 Plus 5G

¿Me compro el Samsung Galaxy Note 10 o espero al próximo iPhone?

Nueva YorkActualizado:

Esta noche Samsung presenta su segundo flagship en Nueva York, el Samsung Galaxy Note 10, que comparado con el S10, acostumbra a tener una pantalla ligeramente más grande cerca del rango del «phablet», o lo que es lo mismo, entre teléfono y tableta. El Note 10 está destinado a todos aquellos que apuesten por la movilidad, sin sacrificar las posibilidades de trabajo que otorga una gran pantalla, y el bolígrafo digital que caracteriza la serie Note, el S Pen. «El usuario típico del Note 10 es una persona ocupada, que quiere hacer varias cosas al mismo tiempo y viaja, por eso necesita un móvil versátil», dice a este diario Benjamin Braun, Chief Marketing Officer de Samsung Europa

Esta vez el Samsung Galaxy Note 10, no ha traído grandes sorpresas sino que ha absorbido características del S10, como la cámara o el procesador de 7nm, aún y todo mejora ampliamente las características de su predecesor.

La novedad más importante de la serie Note se encuentra en su tamaño, la gama que suele ofrecer un modelo único, se amplía a tres, Samsung Galaxy Note 10, Note 10 Plus y Note 10 Plus 5G. El primero de 6,3 pulgadas y el Plus 6,8, convirtiéndose en el Note más grande hasta la fecha, ya que el Note 9 tenía una pantalla de 6,4 pulgadas, el mismo tamaño del S10 Plus. «Hemos escuchado a nuestros clientes y por eso lanzamos dos tamaños, no todas las manos son capaces de sujetar cómodamente un Note 10 Plus», explica Benjamin Braun.

Las pantallas son en ambos casos AMOLED con mapeo dinámico y HDR10 +, con un diseño de extremo a extremo, es decir, prácticamente sin bordes. Ahí es donde Samsung se ha vuelto a superar, y aunque la pantalla del Samsung Galaxy Note 10 Plus sea mayor que la del S10 Plus, prácticamente el tamaño del dispositivo no aumenta. La pantalla entre los dos modelos no sólo es diferente en tamaño, sino también calidad. La resolución de la pantalla es 2280x1080 (401ppi) en el Note 10, y 3040×1440 (498ppi) en el Note 10 Plus.

Antiguamente la diferencia entre la gama Note y la S se encontraba en el tamaño de la pantalla, pero ahora se encuentra en el S Pen, el bolígrafo digital que incluyen los Note. El S Pen también ha sufrido una actualización, ahora está construido en un sólo cuerpo, sin ranuras, y funciona como dispositivo remoto para tomar imágenes y video, reconociendo los gestos que hacemos enfrente de la cámara. Además, el reconocimiento de escritura de Samsung Notes también se ha vuelto más eficiente. Lo que lo convierte en una herramienta perfecta para tomar notas. Samsung además, ha añadido o mejorado otras funcionalidades para el trabajo remoto, como el DeX convirtiendo el teléfono móvil en un PC mediante USB conectándolo a un PC o una pantalla, la importación de textos a Word o la conexión remota a Windows gracias al nuevo acuerdo que Samsung a alcanzado con Microsoft, respaldado por el propio Sataya Nadela, CEO de Microsoft durante la presentación con el objetivo de romper las barreras entre el móvil y el PC.

Las cámaras también son un elemento diferenciador entre el Note y Note Plus, al igual que ocurría en la gama S donde las pudimos ver por primera vez. El Samsung Galaxy Note 10 equipa una cámara trasera triple, con tres objetivos, un ultra gran angular de 16MP F2.2 (123°), un gran angular de 12MP 2PD AF F1.5/F2.4 OIS (77°) y un teleobjetivo de 12MP F2.1 OIS (45°).

En cambio el Note Plus tiene una cámara cuádruple a la que hay que añadir a las anteriores, un sensor VGA de profundidad (ToF), que permite crear objetos 3D escaneándolos, para usarlos en vídeos o, incluso, imprimirlos en una impresora 3D, una novedad en los objetivos de la gama Samsung. Respecto a la cámara frontal es de 10MP 2PD AF F2.2 (80°) en ambos modelos. «Poder desenfocar el fondo en el video, es una característica que sólo puedes encontrar en cámaras profesionales», apunta Benjamin Braun.

La aplicación de video ha mejorado en Note 10, con efecto bokeh en el video y zoom en audio, para grabar audio aunque sea a distancia y haya sonido ambiental.

En cuanto al rendimiento, nos vamos a encontrar con los mismos procesadores del Samsung Galaxy S10 Plus, un procesador de 7nm 64-bit Octa-Core. La memoria, 8 GB de memoria RAM y 256 GB de almacenamiento en el Galaxy Note 10, mientras que el Note 10 Plus cuenta con 12 GB de memoria RAM y la opción de 256 o 512 GB de almacenamiento.

La batería del Note 10 es de 3,500mAh mientras que el modelo Plus equipa una masiva batería de 4.300 mAh. Ambos modelos cuentan con carga súper rápida compatible con QC2.0, AFC y PD3.0 y carga inalámbrica compatible con WPC y PMA.

El hardcore gaming ha entrado fuerte en los dispositivos móviles, no hay más que ver la relación entre el Samsung Galaxy S10 y el popular videojuego Fornite que aparece incluso en la página oficial de la empresa coreana. El Note 10 también tiene características pensadas para los jugadores, con elementos como un sistema de refrigeración por cámara de vapor y un modo Game Booster, para sacarle el máximo rendimiento a los videojuegos.

El precio del Note 10 es de 959€ y del Note 10 Plus 1.109€. Ambos terminales estarán disponibles el 23 de agosto en tres colores, en Aura Glow, Aura White y Aura Black. En definitiva, cuándo se justifica comprar un Note 10, si te gusta usar el S Pen para escribir, tomar notas y trabajar.

Como extra durante la presentación, Samsung presentó dos nuevos dispositivos, un modelo de Galaxy active Watch 2, en colaboración con Under Armour, compatible con su ecosistema, y un portátil con procesador Qualcomm Snapdragon y Windows 10, el Samsung Galaxy S que promete 23h de batería.