IFA 2019

Samsung arregla el Fold, su teléfono plegable: anuncia por sorpresa el lanzamiento

En abril, y apenas tres días antes de su lanzamiento en Estados Unidos, la compañía surcoreana se vio obligada a aplazar su comercialización debido a una serie de fallos detectados en el panel táctil

Enviado especial a Berlín Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sin previo aviso, aunque esperado por todos. Samsung ha anunciado este martes por sorpresa la disponibilidad del Galaxy Fold en Corea del Sur, el primer teléfono plegable comercial del mercado. Después de que se viera obligado a retrasar su lanzamiento en abril por fallos en la pantalla plegable. El dispositivo estará disponible próximamente en otros países que están por determinar, entre ellos Francia, Singapur, Reino Unido y Estados Unidos. En determinados territorios tendrá opción de conectarse a la red 5G de última generación. En octubre llegará a España.

Galaxy Fold equipa una pantalla plegable de 7.3 pulgadas cuando se encuentra abierto y de 4.6 pulgadas cerrado. Es el teléfono con más cámaras del mercado, con nada menos que seis cámaras que alternan su funcionamiento cuando éste se encuentra cerrado o abierto. El precio no está al alcance de todos los bolsillos, 2.000 euros por la versión más básica.

La pregunta es cómo se han corregido los problemas técnicos. Samsung ha asegurado que, por un lado, le ha añadido un cierre a la bisagra por donde se dobla la pantalla, el lugar por donde podía llegar a entrar suciedad por debajo de ésta y estropearla. También han cubierto los bordes de la pantalla para que no sea posible retirar la película protectora que muchos estaban quitando por equivocación. La firma surcoreana ha aprovechado este «impasse» para revisar todo el terminal al completo. Y se nota, sobre todo en la fluidez del interfaz con las aplicaciones y de la transición a la pantalla desplegada, según las primeras impresiones durante la presentación.

En su presentación en la feria IFA 2019 que se celebra en Berlín (Alemania), la firma ha dado un golpe de efecto. Samsung pretende crear una nueva categoría de dispositivos con Galaxy Fold, adelantándose así a Huawei, su mayor competidor asiático y su propio teléfono plegable. Las prisas por lanzar el primer teléfono plegable le pasaron factura cuando algunos de los medios que estaban probando el dispositivo antes del lanzamiento empezaron a publicar fallos de la pantalla plegable a los pocos días de usarlo, algo imperdonable para un teléfono de ese precio.

Un escándalo que recordó al fiasco del Galaxy Note 7 y sus problemas de batería que hizo que Samsung tubiera que recuperar de sus clientes 2,5 millones de dispositivos. Celestino García, vicepresidente ejecutivo de Samsung España, ha asegurado que la nueva versión del dispositivo funciona de manera solvente: «El Galaxy Fold está dirigido a todos los que quieren lo último de lo último, todos aquellos que quieren tener la utlima tecnología. Estamos inventando una nueva categoría, rompiendo la barrera física que supone el tamaño de la pantalla». En los últimos meses, Samsung ha asegurado que «se ha refinado el Galaxy Fold», un dispositivo que según el presidente de la rama de comunicación móvil de la empresa, DJ Koh, «desafía las barreras del diseño tradicional de smartphones».