Detalle del móvil FlexPai
Detalle del móvil FlexPai - Royole

El primer teléfono flexible del mundo es una realidad (aunque tal vez decepcione)

Una firma asiática llamada Royole presenta el FlexPai, un dispositivo con una pantalla táctil y plegable de 7,8 pulgadas capaz de doblarse sin perder funcionalidades. Un invento que también persigue Samsung o Huawei

MADRIDActualizado:

El sueño de los móviles flexibles ya es una realidad. Adelantándose a Samsung y Huawei, que también persiguen el mismo objetivo, la desconocida firma china Royole ha presentado este jueves FlexPai, un dispositivo de pantalla plegable que permite abrirse como un libro para alargarse hasta unas 7,8 pulgadas, un tamaño cercano al formato tableta.

Este primer teléfono de estas características, que llegará de manera oficial en diciembre al mercado norteamericano, marca una nueva senda en el sector. Desde hace varios años, uno de los desafíos más interesantes a los que se han enfrentado las marcas de tecnología ha sido lograr con éxito un sistemapara doblar los paneles táctiles de los «smartphones» sin perder aparentemente funcionalidades, pero los primeros detalles del prototipo dan muestra de decepción.

A medida que la industria ha venido agrandando el tamaño de los móviles, los problemas relativos a su transportabilidad se han incrementado. Hasta hace unos años era poco habitual que un dispositivo móvil superara las 5 pulgadas. Una de las soluciones recientes ha sido reducir en la medida de lo posible los marcos y bordes de los mismos, logrando así extender la superficie táctil pero conservando un tamaño más compacto.

El siguiente paso es lograr que el formato tableta pueda doblarse para poder llevarse fácilmente en el bolsillo del pantalón. Con este propósito, esta peculiar firma de tecnología, fundada por investigadores de la Universidad de Standford en 2012, asegura haber creado una pantalla «liviana y flexible» para un móvil. Esto significa que, una vez doblado, tiene las dimensiones de un móvil «normal», pero con un excesivo grosor.

Estirado, en cambio, es una tableta de unos 7.6 milímetros.Segun sus diseñadores, se puede doblar más de 200.000 veces antes de romperse. Sin poderlo comprobar todavía, el móvil a priori puede representar una nueva tendencia o, como ha sucedido en anteriores ocasiones, acumular fallos técnicos y caer en el olvido.

Con ello se ha adelantado al gigante surcoreano Samsung, que presentó por primera vez en 2008 un prototipo de teléfono flexible, y que se cree que presentará públicamente la próxima semana. También Apple ha patentado sus propias pantallas flexibles, así como LG, uno de los mayores productores de pantallas, o Huawei. Este FlexPai ejecuta una versión del sistema operativo Android ligeramente modificada para poder funcionar en dos formatos distintos.

A nivel técnico, el terminal cuenta con especificaciones bastante altas que, sobre el papel, pueden rivalizar con otros rivales. Dispone de doble cámara trasera de 16 y 20 megapixeles. El motor del dispositivo es el microchip Snapdragon 855, jalonado con 6 GB de RAM y hasta 128GB de almacenamiento. Hay una versión más avanzada de 8 GB de RAM con y 512GB de almacenamiento. Con clavija para auriculares y puerto USB-C, el móvil costará entre 8.999 y 12.999 yuanes (1.141 y 1.648 euros).