Los iPhone son los «objetos del deseo» para muchos, a pesar de su precio
Los iPhone son los «objetos del deseo» para muchos, a pesar de su precio - ROBER SOLSONA

Móviles baratosMóviles reacondicionados o cómo hacerte con un iPhone «a precio de ganga»

El mercado en España se empieza a abrir a esta tendencia que promete una segunda vida a los dispositivos usados

MadridActualizado:

Los últimos móviles del mercado de grandes marcas como Samsung o Apple son objetos de deseo para muchos. Pero, de este grupo, un gran porcentaje acaba por rechazar la idea de hacerse con el nuevo Galaxy 9 o iPhone X de moda por el precio: invertir más en un móvil que en una televisión es una cuestión que echa a muchos para atrás. Sin embargo, aún queda esperanza para los que quieren la última tecnología a menor precio. Y no se trata de magia, sino de «reacondicionado».

A tenor de las cifras en ventas, que van en aumento, el mercado de los móviles reacondicionados cada vez empieza a ganar más adeptos. Según el último informe de Counterpoint, el mercado de los teléfonos móviles inteligentes reacondicionados creció un 13% en 2017, con un total cercano a los 140 millones de unidades mundiales. Tal es el creciente interés de los usuarios en este tipo de sector que Amazony Fnac han incluido sus propias categorías de reacondicionados e incluso Apple oferta en su página oficial móviles de este tipo.

¿Qué son los móviles reacondicionados?

Pero, ¿qué son los móviles reacondicionados? La principal característica es que no se trata de un producto «a estrenar». Estos equipos ya han sido utilizados previamente, pero han sido reparados para alargar su vida unos años más, aunque se trate de modelos que fueron lanzados hace unos años. Precisamente, su diferencia con los móviles de segunda mano es que las compañías que los ofrecen certifican que los móviles funcionan a la perfección, ya que han pasado por un taller para ser reparados.

Su uso puede variar: hay desde móviles que salen con algún defecto de fábrica, como rayaduras, por lo que son aptos para su venta como producto nuevo. También puede ocurrir que un particular compre un teléfono del que se canse al poco tiempo, pero que no quiera abandonar en un cajón. En ese caso, tiene la opción de acudir a páginas como Certideal, y venderles el dispositivo para que ellos se encarguen de repararlo y volverlo a poner en el mercado.

«Esta persona rellena el formulario de la página. Cuando nos llega, comprobamos que está todo correcto y le abonamos la cantidad indicada. Desde ahí, reparamos los móviles, generalmente por problemas de pantalla o batería, y los ponemos de nuevo a la venta», explica María Berdugo, responsable de la plataforma en España. Certideal nació a finales de 2015 en Francia, donde este mercado está mucho más maduro que en España. La compañía se expandió a nuestro país este mes de marzo, donde han conseguido una media de 6.000 pedidos al mes con un gasto promedio de 380 euros cada uno. «Este tipo de economía circular tiene un potencial enorme, sobre todo en España, donde el mercado es emergente», afirma Berdugo.

Dónde está la «trampa»

La rebaja de este tipo de móviles, que se cifra entre el 30 y el 50% de su precio en un modelo nuevo, depende básicamente de su apariencia estética. «No admitimos móviles que no se puedan utilizar. Solo cambiamos la batería o la pantalla, porque queremos ofrecer teléfonos útiles y certificar que funcionan a la perfección. No porque un modelo sea viejo hay que tirarlo a la basura», critica Berdugo. Si no tiene ningún rasguño, entra en la categoría más alta de Certideal.

Pero si presenta algún defecto estético, la rebaja será mayor. Existe una tercera categoría en la que la compra puede ser aún más provechosa: «Hay terminales que tienen rotas funciones secundarias, como podría ser el flash de la cámara o el reconocimiento de huella, pero que aún pueden ser utilizados. En estos casos, son aún más baratos, aunque siempre están separados y se dice claramente qué es lo que falla», explica la responsable de la compañía en España.

Asimismo, desde Certideal aseguran que su modelo de negocio es pionero: compran directamente (ya sea a un particular o a vendedores profesionales como tiendas, a los que adquieren los productos de exposición), reparan ellos mismos los móviles y venden de nuevo a terceros haciéndose responsables de la transacción, no siendo una plataforma de intercambio sin más. «Vendedor y comprador nunca se ven las caras», señala Berdugo.

El «recelo» español

A pesar de que todos los productos de este mercado tienen una garantía de, al menos un año (en el caso de Certideal, de 15 meses), hay quien desconfía de este tipo de productos. «Existe un cierto recelo en una parte de los consumidores, pero es una cuestión de tiempo y de concienciación que esto cambie. Nuestra idea es la de “educar” y demostrar a los consumidores que un smartphone reacondicionado ofrece las mismas garantías que uno nuevo y el precio es sustancialmente inferior. Y no debemos olvidar la aportación ecológica de este modo de consumir porque estamos ahorrando una gran cantidad de desechos electrónicos que perjudican al planeta», explica Thibaud de Larauze, CEO y socio fundador de Back Market, otra de las plataformas de referencia del mercado en España.

Esta compañía, de origen también francés y que data de 2014, tiene una filosofía diferente: es el intermediario entre vendedores profesionales que reacondicionan los móviles - y que también los compran a particulares que quieren deshacerse de ellos- y los clientes particulares que compran estos productos reacondicionados a través de su web. En el caso de Back Market, aseguran que siguen el principio de «arreglar todos los dispositivos para darles una segunda o tercera vida». «Todas la averías tienen solución gracias al análisis exhaustivo realizado en cada aparato y a las piezas de recambio de las que disponen los talleres de reacondicionamiento», afirma el CEO de la compañía.

Y no parece que les vaya mal el negocio: en 2017 cerraron el año con una facturación de 95,5 millones de euros y trabajan con más de 300 talleres profesionales. «El año pasado registramos un crecimiento del 380% respecto al 2016, siendo el país donde más rápido ha crecido nuestra marca a nivel global», afirma De Larauze. El secreto: móviles hasta el 70% respecto al precio del mismo terminal en una tienda. «Por ejemplo actualmente se puede conseguir un iPhone 6S por 189 euros, mientras que en tienda y nuevo costaría 395 euros», ejemplifica.

Por todo ello, cada vez son más los consumidores que deciden confiar en este emergente mercado que promete dar mucho que hablar en un futuro cercano.