Detalle de una versión del sistema operativo para móviles
Detalle de una versión del sistema operativo para móviles - MICROSOFT

Microsoft tira la toalla en el mundo móvil y en la batalla de los asistentes digitales

La firma, que dejará de prestar servicio el próximo año, abandona definitivamente su apuesta por los móviles, un campo en el que generó grandes expectativas hace una década, pero en el que en los últimos años ya ofrecía la sensación de haber tirado la toalla por completo

MADRIDActualizado:

Cambio de rumbo. Ni móvil ni asistentes digitales. Dos batallas perdidas. Por un lado, el gigante estadounidense del software Microsoft anunció este lunes que en diciembre dejará de ofrecer apoyo técnico para Windows 10 Mobile, lo que supone abandonar definitivamente su apuesta en el mercado de los móviles, y recomendó a los usuarios cambiarse a sistemas operativos iOS o Android. Y, por otro, su software de voz Cortana se integrará en sus rivales Alexa y Google Assistant.

Dos maniobras que explican cómo una empresa que había dedicado tanto esfuerzo e inversión en poner en marcha sendos servicios ha fracasado estrepitosamente. Y, con ello, se reducen así las opciones, dejando todo en bandeja a tres únicas empresas, Google (como propietaria de Android y de Assistant), Amazon (como dueña de la familia Echo) y Apple (propietaria de iOS y con presencia en los altavoces inteligentes).

Pero vayamos por partes. En un mensaje en su página web de asistencia a los clientes, la empresa con sede en Redmond (estado de Washington) indicó que el 10 de diciembre de 2019 dejará de enviar «nuevas actualizaciones de seguridad, reparaciones de código, asistencia gratuita y actualizaciones de contenido técnico». «Con el fin del apoyo técnico para el sistema operativo Windows 10 Mobile, recomendamos que los clientes cambien a dispositivos con Android (propiedad de Alphabet, matriz de Google) o iOS (el sistema operativo de los iPhones de Apple)», indicó la firma estadounidense.

En la práctica, este anuncio significa el abandono definitivo de su apuesta por los móviles, un campo en el que generó grandes expectativas hace una década, pero en el que en los últimos años ya ofrecía la sensación de haber tirado la toalla por completo. En los últimos tiempos la compañía que dirige Satya Nadella ya había adoptado «de facto» por Android como sistema operativo para sus aplicaciones, y sus productos de edición Office están disponibles tanto para este sistema como para iOS.

En septiembre de 2013, en plena efervescencia del proyecto de móviles de Microsoft, la compañía adquirió la unidad de teléfonos móviles de la finlandesa Nokia por 7.200 millones de dólares, pero solo dos años después, en 2015, ya dio la operación por fracasada y despidió a 8.000 trabajadores. El pasado lunes, la firma de Redmond también anunció que dentro de un año, el 14 de enero de 2020, dejará de ofrecer apoyo técnico para su sistema operativo Windows 7 en ordenadores, todavía uno de los más usados, lo que hará a quienes sigan utilizándolo más vulnerables a ataques de piratas informáticos.

La segunda de las maniobras tiene que ver con una de las tendencias más fuertes en la actualidad, la de los altavoces inteligentes. Y aquí también se retira la compañía El asistente digital de Microsoft Cortana dejará de competir con Alexa de Amazon y el Asistente de Google, y desarrollará integración con ambos, con el objetivo de ofrecer servicios a los usuarios de software propio como el paquete de Office 365.

Así lo ha asegurado Nadella en una jornada de medios en la sede de la compañía en Redmond (Estados Unidos), en la que también ha descartado que Microsoft entre en el mercado de los altavoces inteligentes, como ha recogido el diario estadounidense «Business Insider». Según el máximo responsable de la compañía, Microsoft ha optado por «convertir Cortana en una "skill" (aplicaciones desarrolladas por terceros que pueden instalarse en Alexa) útil para cualquiera que utilice Alexa», eligiendo esta estrategia en lugar de intentar competir con esta herramienta de Amazon, así como con el Asistente de Google.

En su lugar, la compañía ha apostado por integrar el actual asistente digital de Microsoft en los productos de Google y de Amazon, como manera de proporcionar un servicio adicional para los usuarios de su «suite» de ofimática Microsoft Office. «Cortana necesita ser una 'skill' para cualquiera que esté suscrito a Microsoft Office 365», ha dicho, y su funcionamiento debería ser similar al que ya existe en las aplicaciones de Microsoft actuales para los sistemas móviles Android e iOS. Nadella ha abordado también el ámbito de los altavoces inteligentes, un mercado en el que cree que Microsoft no necesita adentrarse, cuestionando que su compañía «pueda aportar algo único en esta categoría».