Día Internacional del Teléfono MóvilNo sin mi «smartphone»

El 70% de los españoles no sale de casa sin comprobar si lleva el móvil. Hablar por teléfono, el viejo uso original de los dispositivos móviles, solo es habitual para el 50% de los menores de 25 años

MADRIDActualizado:

Hace 43 años que Martin Cooper realizó una llamada con un teléfono móvil. El 3 de abril de 1973 cogió un teléfono que pesaba 1,3 kg y tenía un tamaño de 23 cm. Nada que ver con los « smartphones» actuales.

En el Día Internacional del Teléfono Móvil, Samsung y The Cocktail Analysis han analizado los hábitos y comportamientos de los españoles sobre el uso de la tecnología móvil. Los datos reafirman el papel protagonista de estos dispositivos en su rutina diaria.

Desde primera hora de la mañana, los usuarios móviles hacen un uso intensivo del «smartphone». El 75% se levanta con el despertador de su teléfono y un 70% no sale de casa sin comprobar si lleva el móvil y la cartera encima, entre otras cosas importantes como las llaves.

Mirar la hora en el teléfono (76%), consultar el correo electrónico (57%), utilizar las aplicaciones de mensajería instantánea como WhatsApp (57%) o acceder a las redes sociales (54%) son otras de las actividades frecuentes que realizamos gracias al «smartphone» nada más levantarnos.

En los trayectos de casa al trabajo, los usos más populares del teléfono inteligente son poner música (55%) y utilizar las «apps» de mensajería (51%). Ya en el puesto de trabajo o en el centro de estudios, casi la mitad de los usuarios españoles (47%) ponen su «smartphone» a cargar.

Martin Cooper
Martin Cooper- EFE/EstebanCobo

La hora de la comida se aprovecha de nuevo para utilizar la mensajería instantánea (63%), participar en redes sociales (49%) -por encima incluso de hablar en persona con nuestros compañeros o amigos (46%)- y comprobar el correo electrónico (46%). Dada esta gran actividad multitarea, el «smartphone» del usuario debe ofrecer un potente rendimiento y una sencilla gestión de las notificaciones, además de ahorrar en el consumo de batería, permitir la carga rápida y disponer de una amplia capacidad de almacenamiento en el propio terminal.

Acabada la jornada laboral, el uso de la mensajería instantánea (75%) vuelve a ser la actividad preferida, por delante de otras aficiones como ver películas y series (66%). En cuanto a los fines de semana, el uso de la mensajería instantánea (76%) y el acceso a las redes sociales (68%) son las principales actividades asociadas al móvil. Al salir más de casa, la cámara del «smartphone» es una herramienta indispensable para hacerse «selfies» o compartir en las redes sociales las fotografías de los lugares que se visiten. Hablar por teléfono, el viejo uso original de los dispositivos móviles, solo es habitual para el 50% de los más jóvenes (los menores de 25 años), mientras que el porcentaje sube hasta el 63% en el caso de los mayores de 25.

El consumo de contenido multimedia está tan instaurado que el «smartphone» se ha convertido para muchos en un reproductor de música, vídeos y videojuegos. A la hora de jugar, ha conseguido superar a la videoconsola como dispositivo más utilizado: un 83% de los « millennials» españoles juega en su smartphone, preferentemente con otras personas online (54%) u offline (44%). Destaca también el protagonismo del «smartphone» en la actividad deportiva, para poner música (78%), controlar la distancia recorrida (54%), medir las calorías quemadas (51%) o comprobar las pulsaciones (33%).