El iPhone X podría ser el último con pantalla «ajena» a Apple
El iPhone X podría ser el último con pantalla «ajena» a Apple - ABC

El proyecto secreto de Apple para cortar con Samsung

La compañía de Cupertino estaría desarrollando la tecnología MicroLED para iPhones y Apple Watches futuros

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Apple está detrás de diseñar sus propias pantallas. Así lo asegura Bloomberg, medio que afirma que, por primera vez, la compañía de Cupertino estaría trabajando en la tecnología MicroLED en una base secreta cerca de su sede central en California, si bien se trataría de una prueba y no llegaría a los dispositivos comerciales hasta dentro de un tiempo.

El gigante de la manzana está llevando a cabo una apuesta importante en I+D doblando la inversión en el último año, y las nuevas pantallas estarían entre sus múltiples desarrollos. Esta tecnología estaría por encima de actuales como OLED (las pantallas de moda en la actualidad) y LCD, ya que reproducen mejor los colores, ocupan menos espacio y gastan menos energía. La pega: son difíciles de producir a gran escala.

Si Apple desarrollara sus propias pantallas, no dependería de fabricantes como Samsung (su principal competidor en el terreno de los smartphones), LG, Sharp o Japan Display, sus principales empresas proveedoras. De hecho, el anuncio ha supuesto caídas en bolsa de estas compañías.

Sin embargo, estas pantallas aún parecen lejanas. De momento, según Bloomberg, 300 ingenieros trabajan en el proyecto conocido como «T159» que ya ha tenido que superar diferentes barreras: su alto coste, unido a la dificultad de su fabricación en serie, ha supuesto su casi cancelación al menos una vez desde que se originara el proyecto, que habría recogido sus primeros éxitos en 2017 tras ser aplicado en un Apple Watch -cuyas pantallas en la actualidad son fabricadas por LG-. El siguiente paso sería incluirlas en modelos futuros de iPhone -Samsung es el proveedor para iPhone X-.