WhatsAppWhatsApp: si tu hijo tiene menos de 16 años no podrá continuar utilizando la «app» de mensajería

La aplicación propiedad de Facebook está trabajando en una nueva actualización

MadridActualizado:

Los padres ya saben que hay que tener cuidado con el uso que le dan sus hijos a las redes sociales. Solo hay que echar un vistazo rápido a los informes, como los datos arrojados por el 7º Barómetro « Los jóvenes españoles y el sexo», para ser conscientes de ello. Pues bien, WhatsApp está trabajando en una nueva actualización que establecerá un filtro de edad con el fin de que los usuarios con menos de 13 años no puedan utilizar esta aplicación. Una edad, que, en el caso de Europa, subirá hasta los 16, según informa Wabetainfo.

«Si vive en un país de la Región de Europa , debe tener al menos 16 años para usar nuestros Servicios o la edad requerida en su país para registrarse o usar nuestros Servicios. Si vive en cualquier otro país, excepto en la Región de Europa , debe tener al menos 13 años para usar nuestros Servicios o una edad mayor requerida en su país para registrarse o usar nuestros Servicios», establece WhatsApp en sus cláusulas de servicio.

Actualmente esta funcionalidad se encuentra en desarrollo, por lo que habrá que esperar un tiempo para que podamos ver los resultados. Si es realmente capaz de evitar que los más pequeños tengan acceso a la aplicación. Y es que no sabemos cuáles son los medios que WhatsApp va a emplear para llevarla a cabo. Sí que conocemos que se encuentra dentro de la actualización 2.19.222

Adicción a las redes

Cada vez son más los jóvenes que viven pegados al móvil sin apenas levantar la cabeza de la pantalla. Tanto, que incluso ha nacido una nueva etiqueta para englobarlos: «Generación Mute». Esta hace referencia a aquellos usuarios con edades comprendidas entre los 14 y los 24 años y que son adictos a los «smartphones».

En España el 96,8% de estos jóvenes ha utilizado en 2018 servicios como WhatsApp como canal preferente a la hora de comunicarse. Una cifra que se reduce ligeramente a nivel global. Así se desprende, al menos, del decimonoveno informe « La Sociedad Digital en España 2018», elaborado por la Fundación Telefónica, en el que se reclama, además, un marco ético en el que la tecnología esté al servicio de las personas.

Y es que los riesgos a los que los más jóvenes están expuestos en la red son bastante numerosos. Más allá de la adicción, destaca el ciberacoso o el contacto con personas poco deseables o, incluso, desconocidos que en ocasiones pueden ser mayores de edad. Problemas que se agravan cuando las plataformas online permiten crear los perfiles únicamente con un correo electrónico y una contraseña. Sin necesidad de que exista ningún tipo de control parental.