Un smartphone cargando la cuenta a través de la tecnología «contactless»
Un smartphone cargando la cuenta a través de la tecnología «contactless» - ABC

Google Pay quiere ser tu nuevo «monedero»: así funciona el pago a través del móvil

La compañía ha integrado Android Pay en su nueva plataforma, que aspira a ser punto de encuentro de todas las tarjetas del usuario para hacer transacciones tanto a través de su smartphone como en Chrome o Google Assistant

MADRIDActualizado:

Dos años tardaba Android Pay en llegar a España y, apenas seis meses después, ya ha «mutado» en Google Pay. La aplicación, que permitía hacer pagos a través de tarjetas bancarias previamente guardadas en una herramienta instalada en el móvil, planea extenderse a todas las plataformas de Google, desde la cuenta en el navegador Chrome al Google Assistant, así como ampliar este modelo «en webs, apps y tiendas físicas de todo el mundo», afirman desde la compañía.

De momento, se trata de un primer contacto con este sistema de pago reunificado, que funciona solo con acercar tu smartphone a un datáfono con la tecnología «contactless», sin necesidad de sacar tarjetas o de introducir un código. Google no es la única compañía que ha visto el filón de esta herramienta, y compañías como Samsung o Apple también han incorporado esta función en sus dispositivos o sus tiendas virtuales.

La ventaja es que no solo se limita a los establecimientos físicos, que poco a poco se van «rindiendo» a las nuevas tecnologías. También facilita el pago en aplicaciones (ya sean de Google o no) que tienen esta modalidad integrada. Y todo ello bajo la premisa de la seguridad: los datos bancarios se codifican, y ni siquiera el dependiente tiene acceso al número de cuenta. En el mismo momento del pago, llega toda la información a tu móvil, para tener control sobre las operaciones.

Pagos desde la nevera y el fin del abono

Todo esto ya era posible a través de Android Pay. Entonces, ¿cuál es la diferencia? La sencillez de la interfaz y sentar las bases para tener un verdadero «monedero virtual» que pueda realizar los pagos desde el móvil, el ordenador y cualquier dispositivo que tenga integrado el asistente de Google, que ya ha llegado a neveras, hornos y microondas. El « internet de las cosas» sienta sus bases, y Google Pay es una de ellas. También incluye una capa adicional de seguridad con respecto a Android Pay.

Además, aunque aún no está disponible en España, en el futuro se vislumbra incluir el pago de billetes de transporte público a través de esta vía y «dejar de preocuparte por olvidar el abono en casa», afirman desde Google. Londres, Kiev y Portland son las primeras ciudades que cuentan con esta tecnología, que se ampliará «próximamente» a más localidades.

Asimismo, la compaía afirma que los usuarios de Estados Unidos y Reino Unido podrán enviar o pedir dinero entre particulares, habilitándose las transferencias «dentro de unos pocos meses», tal y como se hacía desde Google Wallet, que de momento pasará a llamarse Google Pay Send y tiene una interfaz similar a la de Google Pay.