DeepNude: adiós a la machista «app» que desnudaba a mujeres

La aplicación, que no funcionaba con imágenes de hombres, realizaba una especie de «Photoshop» con fotografías de mujeres vestidas, quitándoles la ropa y sustituyéndola por sus órganos femeninos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«El mundo aún no está listo para DeepNude». Esta es la conclusión a la que ha llegado el creador de una aplicación que, en las últimas horas, ha visto cómo su fama crecía como la espuma. Pero de la misma manera se ha evaporado. Porque DeepNude, que se dedicaba a mostrar las partes íntimas de las mujeres, ha cerrado apenas unos días después de lanzarse.

Fue la publicación «Motherboard» la que sacó a la luz por primera vez esta «app». En su información titulada « This Horrifying App Undresses a Photo of Any Woman With a Single Click» (Esta aplicación horrorosa desnuda la foto de cualquier mujer con un solo clic) aseguró que «intentó usar la imagen de un hombre». Sin embargo, la aplicación «reemplazó sus pantalones con una vulva».

Y es que DeepNude realizaba una especie de «Photoshop» con fotografías de mujeres vestidas: les quita la ropa y la sustituye por sus órganos femeninos, de tal manera que parece que la imagen ha sido captada como si estuvieran desnudas. Trabaja con una base de 10.000 fotografías de cuerpos femeninos desnudos, escogiendo el que mejor se adaptara a cada imagen.

Este proceso se llevaba a cabo con inteligencia artificial (IA), es decir, DeepNude utilizaba redes neuronales para eliminar la vestimenta. Da igual cómo fuera la foto: con pantalones, faldas o bikini. La «app» transformaba esa imagen en la que la fémina aparecía vestida y la transformaba en una nueva en la que la mujer aparecía desnuda, mostrando sus pechos y vulva. De hecho, la «app» se describía a sí misma como «el superpoder que siempre quisiste tener».

Por suerte, su creador anunció su cierre este jueves. «Creamos este proyecto para el entretenimiento de los usuarios hace unos meses. Pensamos que venderíamos algo todos los meses de manera controlada ... Nunca pensamos que se volvería viral y no podríamos controlar el tráfico», ha asegurado su creador a través de Twitter. Y es que la «app» presentó numerosos fallos de conexión al hacerse viral ante la avalancha de descargas.

«La probabilidad de que la gente haga un mal uso es demasiado alta», continua sus creadores. «No queremos ganar dinero de esta manera. Seguramente algunas copias de DeepNude se compartirán en la web, pero no queremos ser quienes las vendan. Solo soy un entusiasta de la tecnología, motivado por la curiosidad y el deseo de aprender», concluye el comunicado difundido.

DeepNude se lanzó en principio como una página web y el 23 de junio ya tenía la «app» para Windows y Linux. Era gratuita pero también tenía una zona de pago para los usuarios que querían exportar la imagen con mejor calidad. En principio, el acceso era de 50 dólares (44 euros), como informó «Motherboard», pero después subió a 99,99 dólares (88 euros).

DeepNude ha sido una evolución de los populares « deepfakes» y muchos expertos han alertado de su creación, que puede utilizarse en prácticas relacionadas con el « porno por venganza», para difundir maliciosamente pornografía no consentida en internet o que puede atentar contra la privacidad sexual.