En la imagen un LG G Flex 2
En la imagen un LG G Flex 2 - reuters

Disminuyen los robos de smartphones tras la instalación de los «kill switches»

San Francisco, Nueva York y Londres han sido las tres ciudades que han experimentado un declive en estos actos

Actualizado:

Los robos de smartphones han ido en picado en tres grandes ciudades del mundo tras la instalación del «kill switch» en los móviles. Esta función permite inutilizar de forma remota el teléfono en caso de pérdida o robo. San Francisco, Nueva York y Londres han sido las tres ciudades que han experimentado un declive en los robos relacionados con teléfonos inteligentes, según han expuesto las autoridades a Reuters.

En San Francisco los robos de iPhone han disminuido un 40%, mientras que en Nueva York han caído un 20% en los últimos doce meses. Esto tras la decisión de Apple de incorporar la función (tras la presión de las autoridades) de kill switch en sus dispositivos en septiembre de 2013. En Londres los robos de smartphones en general han caído un 50%.

«Hemos hecho un progreso real en la lucha contra la epidemia de robo de teléfonos inteligentes que estaba afectando a muchas ciudades importantes hace apenas dos años», ha dicho el alcalde de Londres Boris Johnson.

Reuters destaca que Johnson, así como George Gascón, fiscal de distrito de San Francisco y Eric Schneiderman, fiscal general de Nueva York, estaban entre los funcionarios que abogaban por nuevas leyes que obligaran a los fabricantes de móviles a incorporar este botón de «muerte». Gascón ha apuntado que en California hay una Ley que exige a los fabricantes el interruptor, y que desde su entrada en vigor el robo de teléfonos ha empezado a descender.

«La industria móvil continúa implantando nuevas características sofisticadas, pero la mejor tecnología que pueden aportar al mercado es evitar que sus propios clientes sean el blanco de crímenes violentos», ha señalad Gascón.

Según la Liga Nacional de Consumidores (EE.UU), en 2012 se registraron 1.6 millones de robos de dispositivos móviles y el año siguiente se incrementó en un 94%, llegando hasta los 3.1 millones de robos. Tras la aplicación de la ley californiana, otros fiscales y estados han mostrado su apoyo. Por ejemplo, Minnesota aprobó una ley para la prevención de robos.

Apple no es el único que tiene estos sistemas. Samsung y Google también han incorporado interruptores para «matar» en sus teléfonos inteligentes, y se espera que Microsoft lance dicha opción en el nuevo sistema operativo.

En muchos teléfonos, esta opción es opcional, y por lo tanto el usuario no suele activarla. Gascón, Johnson y Schneiderman han pedido a todos los fabricantes que esta función llegue activada por defecto en los móviles.

«Nuestro objetivo es terminar con el negocio de los ladrones que han hecho del robo de teléfonos inteligentes uno de los crímenes callejeros más comunes de las grandes ciudades de California», indicó el senador por San Francisco Mark Leno, autor del texto aprobado por California.