El Congreso aprueba la nueva Ley de Telecomunicaciones
El ministro de Industria, José Manuel Soria, - efe

El Congreso aprueba la nueva Ley de Telecomunicaciones

Los objetivos fundamentales de la norma son facilitar el despliegue de las redes fijas y móviles , y ofrecer los servicios a los ciudadanos a precios más bajos

Actualizado:

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado hoy, con los votos a favor del PP, PSOE y CiU, la nueva Ley General de Telecomunicaciones, que facilita el despliegue de las redes fijas y móviles, apuesta por las comunicaciones ultrarrápidas, recupera el mercado único y protege a los ciudadanos.

Los apoyos del PSOE y de CiU se han producido después de que en el Senado se hayan transaccionado varias enmiendas que garantizan los derechos de los ciudadanos y «blindan» las funciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), entre otras.

En nombre del PP, su ponente en el debate Javier Puente ha agradecido a los grupos su trabajo, especialmente al PSOE y CiU, ya que ha sido posible un amplio consenso para sacar adelante una norma que servirá para desarrollar el sector de las telecomunicaciones, así como la economía del país.

Según Puente, los objetivos y ejes fundamentales de la norma son facilitar el despliegue de las redes fijas y móviles, mejorar los servicios a los ciudadanos a precios más bajos y obtener un marco regulatorio más estable que facilite la inversión y garantice la competencia.

En el ámbito de la supresión de las cargas administrativas destaca la desaparición de las licencias urbanísticas y medioambientales en dominio privado y su sustitución por declaraciones responsables.

La ley de telecomunicaciones defiende la unidad de mercado, fija requisitos técnicos comunes para el despliegue de redes y límites máximos únicos de emisión y exposición de campos electromagnéticos.

El portavoz socialista Félix Lavilla ha indicado que ha sido posible el pacto porque se aprovechará la potencialidad del despliegue de las redes para favorecer la creación de empleo y la economía digital, se garantiza la cohesión social territorial y se mejora la colaboración entre administraciones y la protección de consumidores.

Inmaculada Riera (CiU) ha destacado el consenso logrado para defender y mejorar las competencias en la materia de la CNMC y que permiten «blindar» la dirección de Telecomunicaciones y Audiovisual al establecer que todas las competencias residuales (no asignadas al Ministerio de Industria) serán de su materia.

El portavoz del PNV, Pedro Azpiazu, ha apoyado las enmiendas del Senado a pesar de que no ha sido fácil la negociación porque ha habido poca comunicación, mientras que Carlos Martínez (UPyD) ha resaltado de ellas que son meras correcciones gramaticales y técnicas para lo que no hacen falta 265 senadores.

Chesús Yuste (de Izquierda Plural) ha rechazado la ley por ser lesiva para los ciudadanos, porque se desregula lo público y se eliminan competencias autonómicas para facilitar a las operadoras expropiar las azoteas, lo que también ha sido denunciado por Rosana Pérez (del BNG) que ha advertido además de la conflictividad que se va a generar.