MWC 2014: La razón de que Nokia se sumerja en Android
Mira en el vídeo la prueba con el Nokia X - J.M.NIEVES
MWC 2014

MWC 2014: La razón de que Nokia se sumerja en Android

La firma finlandesa en plena integración con Microsoft quiere conservar el trono en el segmento de móviles de gama baja

Actualizado:

En el primer Mobile World Congress desde que Nokia fuera adquirida por Microsoft, Nokia ha decidido lanzar una nueva serie de teléfonos móviles, los Nokia X, X+ y XL, basados, por extraño que parezca, en Android. Su futuro se intuye algo controvertido. Su alianza con Windows es clara, pero este proyecto puede servir de catapulta para colocar sus terminales de última generación en países emergentes.

Lo interesante de estos teléfonos no son sus especificaciones técnicas, ya que son terminales dirigidos a la gama baja, con un precio cercano a los 89 euros, por eso, tienen unas características muy sencillas. Pero, su sistema operativo sí es una novedad, sobre todo, el hecho de que Nokia use Android en sus terminales, puede parecer un movimiento un poco extraño, seis meses después de empezar a formar parte de Microsoft.

La versión de este sistema operativo, no tiene el aspecto Android al que estamos acostumbrados, ya que está basado en «Android Open Source Project», pero, por debajo sigue siendo Android. Han hecho exactamente lo mismo que hizo Amazon con su Kindle Fire, coger el sistema operativo, quitar todas las aplicaciones integradas de Google, instalar las aplicaciones propias de Nokia y Microsoft, y desarrollar una capa de presentación a medida. De hecho, los Nokia X no llevan Google Play para descargar aplicaciones, si no una tienda de aplicaciones propia con «apps» recomendadas por ellos.

Los que se pregunten por qué Nokia ha lanzado un móvil con Android después de que Microsoft comprara la empresa para aumentar su cuota de marcado de Windows Mobile, la respuesta es sencilla, y es que éste sistema operativo tiene muchas ventajas a la hora de fabricar terminales de gama baja, como, el número de aplicaciones disponibles para la plataforma, o los requerimientos de hardware que necesita para funcionar con fluidez.

Está claro que Nokia no quiere abandonar el segmento de móviles de gama baja, donde todavía hay un gran mercado en expansión, sobre todo en países con un bajo poder adquisitivo y que, en ese caso, es mejor más adecuado usar Android que Windows Mobile. Joe Belfiore, directivo de Microsoft, comentó claramente que hay proyectos dentro de Nokia que no tienen muy ilusionados a los de Redmond, en una rueda de prensa el domingo en Barcelona. Probablemente se refería a proyectos como el del Nokia X.