China mantiene un férreo control sobre buscadores y redes sociales - REUTERS

Los internautas chinos fuerzan al padre de la censura a cerrar su blog

Recibió miles de protestas e insultos por ayudar al régimen a levantar la «Gran Muralla» en la Red

PABLO M. DÍEZ
CORRESPONSAL EN PEKÍN Actualizado:

A Fang Binxing, considerado el padre de la censura de internet en China, le han pagado con su misma moneda. Poco después de inaugurar su microblog en el popular portal Sina.com, los insultos, amenazas y protestas de miles de usuarios le han obligado a cerrarlo de forma más que precipitada.

Según informó el «Wall Street Journal», el blog de Fang Binxing, rector de la Universidad de Correos y Telecomunicaciones de Pekín, pasó prácticamente desapercibido hasta que envió un mensaje a una de las presentadoras más famosas de la televisión estatal china CCTV, Jing Yidan. Desde entonces, miles de internautas le acribillaron a mensajes llamándole de todo menos bonito, ya que se cree que este experto informático de 50 años ayudó a levantar la sofisticada «Gran Muralla cibernética» («Gran Cortafuegos» o «Great Firewall») con que el régimen bloquea los contenidos políticamente sensibles en la Red.

«La censura ha privado a la gente del derecho a acceder libremente a internet. Ahora te impediremos usar tu blog. No debería importarte, ¿verdad?», le criticaba uno de los mensajes más suaves. Otros, menos comedidos, le acusaban de ser «un perro al servicio del Gobierno que obliga a los internautas a escalar la Gran Muralla de internet».

Las traducciones de dichos comentarios han sido recopiladas por «China Digital Times», un portal dirigido por la californiana Universidad de Berkeley que, por supuesto, también se encuentra bloqueado en el gigante asiático. Por eso, y con la misma velocidad con que los internautas descargaban su ira sobre Fang Binxing, se iban borrando cientos de mensajes críticos y ofensivos, como los que le preguntaban cuándo se iba a morir o le instaban a «incluir a Sina.com en la lista negra» si no estaba contento con las opiniones vertidas.

Con 420 millones de usuarios, China es el país del mundo con más internautas, pero el régimen de Pekín mantiene un férreo control que bloquea redes sociales tan masivas como Facebook, Twitter o Youtube. Todo ello para impedir la propagación de críticas que erosionen al todopoderoso Partido Comunista y desvelen la corrupción reinante.