Tres cosas en las que está trabajando Apple en un coche autónomo

A raíz de una investigación del FBI propiciada por una denuncia de revelación de secretos se han podido conocer algunos de los planes de la compañía estadounidense en el desarrollo de un vehículo inteligente en el que trabajan 5.000 personas

MADRIDActualizado:

La conducción autónoma es uno de los desafíos más importantes de la sociedad. Los ensayos, en su conjunto, han sido satisfactorios aunque todavía no se ha logrado alcanzar sus fases más avanzadas. Queda mucho camino por recorrer para poder asistir a un cambio socioeconómico pero también ético y moral.

Pese a los últimos años accidentes registrados, la evolución y transformación del coche ya es imparable. Son muchas las compañías implicadas; fabricantes de automoción buscan su mejor pareja de baile con emergentes firmas tecnológicas y grandes empresas que se han involucrado. Una de las que se ha rumoreado que estaba por la labor era Apple, aunque nunca ha habido confirmación oficial por su su parte dado el hermetismo que se gasta la firma de la manzana.

En muchas ocasiones, conocer los planes de las compañías se produce de manera fortuita. Inesperada si cabe. En los futuros teléfonos móviles, por ejemplo, suele venir a partir de una filtración de algún proveedor, de los acuerdos de las teleoperadoras, del fabricante de fundas o, hay que decirlo, es muy probable que esos titulares que aparecen cada semana sean filtraciones controladas por la propia marca.

En esta ocasión, los planes acerca de un coche autónomo de Apple se han podido conocer después de una denuncia (PDF, en inglés) en contra de un exempleado de Apple (Xiaolang Zhang) que está acusado de robar secretos comerciales y de propiedad intelectual de la compañía tecnológica. Todo ha dado pie a una investigación del FBI que ha permitido que se abra la caja de los secretos de la firma americana. Y algunos detalles no han pasado por alto.

Más de 5.000 empleados implicados

Desde hace cuatro años se ha rumoreado la posibilidad de que Apple estuviera trabajando en un proyecto secreto para crear o bien un coche con sistema de conducción autónoma o bien el software especializado en esta tecnología.

Lo que ha trascendido es que la multinacional tiene a alrededor de 5.000 empleados de su plantilla trabajando o con acceso a un proyecto relacionado con estos vehículos. Teniendo en cuenta que Apple cuenta con unos 135.000 trabajadores a tiempo completo, este dato permite extraer otro: el 3,7% de los empleados está vinculado a ese proyecto, aunque la investigación del FBI especifica también que alrededor de 2.700 de esos 5.000 trabajadores cuentan con un permiso adicional para entrar a las bases de datos del proyecto.

Hardware y software especializado

Desde hace varios años se conoce en Silicon Valley que Apple está trabajando en el campo de los automóviles autónomos, pese a que el gigante tecnológico apenas ha detallado cuáles son sus planes al respecto. Todos estos empleados, según consta en la investigación, cuentan con permisos de seguridad para manejar información de un proyecto «para desarrollar software y hardware para usar en automóviles autónomos». Un hecho que podría manifestar que la compañía tiene avanzado el proyecto en el que le dotará de capacidades de autoconducción y los principales componentes electrónicos para su funcionamiento.

Su propio sistema de baterías

Además de estos planes, la investigación pone de relieve que la firma americana ha producido sus primeros prototipos, en los que están impulsados por un sistema de baterías de fabricación propia, así como toda la arquitectura para su funcinamiento completo, incluida la red de sensores necesaria para que el coche pueda «ver» el entorno o actuar en consecuencia.

Un proyecto, en general, de gran relevancia y de una gran dimensión que le situaría en un nivel cercano a Telsa, una de las marcas que más en boga ha peusto el uso de coches eléctricos, o incluso Alphabet, una de las marcas con más experiencia en la conducción autónoma.