Vídeo: Vea cómo funciona AD Case, la carcasa con airbag

iPhoneLa revolucionaria funda airbag que protege tu móvil de todas las caídas

Con el objetivo de decir adiós a las pantallas agrietadas, un estudiante alemán desarrolla una carcasa, AD Case, que despliega ocho patas de manera automática

MADRIDActualizado:

Aunque en el mercado existen muchas alternativas sensacionales por debajo de los doscientos euros, muchos consumidores prefieren, si tiene presupuesto, gastarse más de setecientos euros en un teléfono móvil. Un aparato que forma parte de la vida de las personas y que almacenan datos sensibles. Las actuales tendencias en diseño industrial proponen dispositivos de vidrio, que dan la sensación de ser demasiado frágiles. Ha llovido mucho desde aquellos terminales todoterrenetos que aguantaban golpes. Por esta razón, muchos usuarios optan por protegerlos con fundas, pero no salvan los impactos más bruscos.

Para evitar roturas inesperadas y pantallas agrietadas, un estudiante alemán ha desarrollado una revolucionaria funda para el móvil que lo protege desplegando ocho flexibles ganchos antes del impacto contra el suelo. Una especie de «airbag» que se activa cuando detecta que se aproxima una caída fortuita. Philip Frenzel, un joven estudiante de 25 años de la universidad de Aalen (Alemania), ha desarrollado este invento, que se trata por el momento de un prototipo, ha recibido además un prestigioso premio nacional de electromecánica.

Esta carcasa está pendiente de patente, según relatan medios alemanes, y es el trabajo de cuatro años de investigación. De momento se conoce como «AD Case» («amortiguación activa» en español). El invento requiere de una aplicación, «Spider-App», para que se activen las medidas de protección. La idea surgió -relata el investigador- después de sufrir en sus propias carnes cómo se le caía su móvil al suelo, provocando que se fragmentara la pantalla. «No es divertido proteger un iPhone, por su diseño estético, dentro de una gruesa carcasa exterior», explica.

Es, de largo, una de las reparaciones más habituales en las tiendas especializadas y que, en muchas ocasiones, conlleva el pago de hasta 500 euros por razones de sustitución de pantallas, como en el caso del iPhone X, móvil más caro de Apple hasta la fecha. «El accidente causó que todos los componentes electrónicos se descompusieran», recuerda Frenzel, quien reconoce que se inspiró en las célebres piezas de juguete de Lego para el desarrollo de la carcasa.

Antes de alcanzar la idea final, Frenzel exploró las posibilidades de crear una especie de airbag convencional como los que se encuentran en el coche adaptada al dispositivo móvil. Para ello, experimentó con espuma y gomas, pero el resultado no fue práctico. A partir de entonces, confeccionó un sistema automático que despliega unas ocho patas capaces de amortiguar el golpe como si se tratase de una araña, de ahí el nombre de la aplicación.

Para ello, empleó un sistema mecánico, un resorte de metal y una red de sensores que detectan el momento en el que se está produciendo una caída libre contra el suelo. El sistema accede al acelerómetro del móvil para detectar el momento en el que está produciendo la caída. Esos amortiguadores se pliegan de manera manual, siendo además reutilizables una vez que se han abierto para proteger al «smartphone».

El proyecto será financiado a través de una plataforma de «crowdfunding» o micromecenazgo, Kickstarter, y la intención de su creador es desarrollar una versión definitiva para su comercialización en un futuro. Por ahora, está diseñada únicamente para varios modelos de iPhone.