Margrethe Vestager, comisaria de Competencia de la CE, durante una intervención
Margrethe Vestager, comisaria de Competencia de la CE, durante una intervención - REUTERS

Google se enfrenta «en pocas semanas» a su tercera multa por prácticas monopolísticas en Europa

El gigante de internet está acusado de abuso de posición dominante y prácticas monopolísticas con su servicio de publicidad online

MADRIDActualizado:

En la lista de casos pendientes de la Comisión Europea se encuentra, bajo una caja tratada con mimo, la resolución de la tercera de las investigaciones abiertas a Google. Un hecho que podría llevar a una nueva sanción económica sobre el gigante de internet, acusado de abuso de posición dominante y prácticas monopolísticas con su servicio de publicidad online AdSense.

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, anunciará la cuantía de la multa contra el servicio «en las próximas semanas», según informa «Bloomberg». Tras cuatro años de investigación, en donde se encontraron «evidencias adicionales», el gigante estadounidense se enfrenta a otra importante multa, aunque se espera que no alcance la cifras astronómicas de las anteriores: de 4.300 millones de euros -la más alta de la historia de la UE- por Android y de 2.400 millones de euros por su servicio de comparación de precios Shopping.

Los reguladores estaban investigando si los contratos de publicidad de Google vetan «injustamente» a sus rivales. «Nos acercamos al final de la investigación», dejó caer Vestager durante su intervención en la última edición de Web Summit en Lisboa, el pasado noviembre, en donde lanzó una seria advertencia a la firma estadounidense. Una regulación más estricta es, a tenor de las palabras de la comisaria, la medida para evitar desequilibrios económicos en Europa

El organismo territorial se ha convertido en un verdadero brazo de hierro encargado de combatir lo que considera abuso de poder. Y, a tenor de los datos, es difícil justificarlo: es el rey de la publicidad digital, con el 80% de cuota de mercado solamente en Europa. En el tercer trimestre de 2018 ingresó unos 33.740 millones de dólares.

Esta sanción, en cualquier caso, supondrá el final de una macroinvestigación iniciada hace ocho años y por la cual, hasta entonces, ha recaudado 6.700 millones de euros para las arcas comunitarias solamente en multas, aunque también ha empujado a la compañía a efectuar cambios importantes en sus servicios.