Esta lavadora cabe en la palma de tu mano y sirve también como funda para el móvil

Se trata de una versión mini de este tradicional electrodoméstico perfecto para viajes y acampadas

Actualizado:

La lavadora más pequeña del mundo existe. Y se empezará a fabricar el próximo mes de junio. Se llama Scrubba Mini y es la evolución de su antecesora, Scrubba, una simple bolsa que se lanzó en 2012 para hacer más fácil la vida de viajeros y apasionados del camping.

En la plataforma de crowdfunding « Kickstarter» encontramos este nuevo proyecto de la compañía australiana Scrubba que ha conseguido la financiación suficiente como para empezar a fabricar en el mes de junio las primeras unidades de esta mini lavadora.

Scrubba Mini es, según sus creadores, un 50% más pequeña y liviana que su predecesora (pesa solo 70 gr.), pero permite igualmente que los usuarios puedan lavar su ropa en solo unos minutos. «A pesar de su tamaño increíblemente pequeño, la bolsa de lavado Scrubba Mini puede lavar varios calcetines, ropa interior o una camiseta», indican.

Excursionistas, campistas, turistas o mujeres y hombres de negocios que siempre viajan con el equipaje de mano justo son el público al que se dirige esta particular lavadora que cabe en la palma de la mano para que, en un momento, puedan lavar sus calcetines y tenerlos limpios de un día para otro gracias a las pequeñas protuberancias con las que cuenta en su interior. Pero también se dirige a los padres con bebés, quienes pueden sacar mucho partido a este invento que vuelve a dejar limpias las prendas de los más pequeños de la casa en muy pocos minutos.

Para ello, tan solo hay que echar agua y jabón en la Scrubba MINI con la prenda sucia. Después, se cierra y se retira el aire a través de la válvula que tiene. Entonces, toca frotar la bolsa contra una superficie (el suelo, una mesa) 30 segundos, como si amasaras con un rodillo. Luego, hay que sacar las prendas, enjuagarlas para quitarles el jabón, así como a la bolsa, y tender.

Lo mejor de esta mini lavadora es que también puede usarse como bolsa impermeable o como segundo compartimento de la mochila de camping. Incluso como funda protectora del móvil.

«La bolsa de lavado Scrubba es un producto ecológico. Está diseñado para durar muchos años y aguantar ciento de lavados», aseguran los creadores de la lavadora más pequeña del mundo, cuyo precio es de 28 dólares (unos 25 euros) sin gastos de envío.