Así será la primera fase del 5G en España

Vodafone anuncia las primeras tarifas de la nueva tecnología móvil cuyos proveedores serán Ericsson y Huawei

MADRIDActualizado:

«Bienvenidos a la era de las conexiones gigabit». Con estas palabras, Antonio Coimbra, director general de Vodafone en España, ha anunciado este lunes el «encendido» del 5G en España, la nueva red móvil ultrarrápida que permitirá el desarrollo de la sociedad digital durante la próxima década.

Será a partir del 15 de junio en 15 ciudades (MadrId, Valencia, Sevilla, Málaga , Bilbao, Barcelona. A Coruña, Zaragoza, Pamplona, Santander, Vigo, Vitoria, SanSebastian, Gijon y Logroño). La cobertura inicial será del 50% en todas estas zonas, pero irá creciendo a lo largo de los próximos meses hasta alcanzar el 100%. La velocidad de descarga será de 1 Gbps hasta final de año, momento en que se ampliará a los 2 Gbps (diez veces más que la actual) y la latencia se reducirá hasta los 5 milisegundos, lo que permitirá la puesta en marcha de una multitud de nuevos servicios. Ah, y los datos, a partir de ahora, serán ilimitados. «Creemos que el impacto se notará en todos los sectores -dijo Coimbra-, pero en realidad no sabemos qué ni cuantas aplicaciones que no hayamos previsto saldrán a partir de ahora. Hoy empieza el futuro, y es un futuro abierto», apunta.

De este modo y de la mano de Vodafone, España se convierte en uno de los primeros países en implantar las redes de alta velocidad. A partir de ahora, será posible descargar una serie completa en apenas unos segundos, o jugar online sin sufrir los molestos saltos o parones propios de una latencia demasiado elevada. Vodafone, en efecto, ofrece en su paquete de salida una suscripción gratuita de un año a la plataforma de juegos Hatch, con acceso inmediato a 160 juegos online y sin necesidad de descarga.

Pero no solo eso. Gracias al 5G se podrán desarrollar servicios tan dispares como la cirugía a distancia o el coche autonomo, que para funcionar necesitan de una latencia muy baja. Como se sabe, la latencia es el tiempo que transcurre entre que damos una orden (disparar en un juego o decir a un robot remoto que corre con el bisturí durante una intervención quirúrgica) y esa orden, efectivamente, se cumple. En este sentido, pasar de la latencia actual de decenas de milisegundos a otra de solo cinco supone la diferencia entre que las cosas funcionen o no.

Las redes serán de Huawei, los terminales no

La postura de Vodafone con respecto a la crisis de Huawei, ya saben, el bloqueo impuesto a la multinacional china por parte de la administración Trump y que prohíbe que las empresas norteamericanas tengan acuerdos con esa compañía, podría calificarse de «tensa espera». Por un lado, en efecto, Vodafone no ha tenido más remedio que utilizar para su despliegue la tecnología 5G de Huawei, que por cierto es de las más avanzadas. Eliminarla o sustituirla en estos momentos habría supuesto para la operadora unos costes inasumibles, además de un retraso inaceptable en la puesta en marcha de sus nuevos servicios, en los que llevan largos años trabajando.

En España, Vodafone ha basado su despliegue en los desarrollos de dos empresas, Huawei y Ericsson. «Por el momento -explicó Coimbra- seguiremos con las dos. Más adelante, y según se vaya desarrollando la situación, ya veremos». Por otro lado, sin embargo, Vodafone no ha incluido ningún terminal 5G de Huawei en su oferta inicial. Por lo menos por ahora. Los usuarios que quieran disfrutar desde ya de las ventajas de la nueva red, por lo tanto, solo podrán hacerlo con los últimos modelos de Samsung (Galaxy S10 5G), LG (V50 ThinQ 5G) y Xiaomi (Mi Mix 3 5G).