Unos estudiantes ponen en práctica sus conocimientos en esta materia
Unos estudiantes ponen en práctica sus conocimientos en esta materia - UTAD

El Big Data: la nueva revolución industrial

Es un término que nos lleva irremediablemente a pensar en la ciencia ficción, pero es una realidad que nos rodea y que cobrará aún más importancia en los años venideros, especialmente en el mundo laboral

Actualizado:

Big Data es un término que nos lleva irremediablemente a pensar en la ciencia ficción, pero es una realidad que nos rodea y que cobrará aún más importancia en los años venideros, especialmente en el mundo laboral. De hecho, a mediados de abril la red social LinkedIn ofrecía más de 76.000 ofertas laborales solo en este campo. ¿Pero qué es el Big Data? Daniel Higuero, Doctor en Ciencia y Tecnología Informática y Director del Máster en Data Science y Big Data de U-tad, Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital, lo define de esta manera: «El término Big Data se relaciona con la capacidad de resolver problemas sobre un amplio conjunto de datos en un entorno distribuido que de otra forma sería imposible resolver en un entorno tradicional de una sola máquina de cómputo».

La presencia del Big Data es cada vez más notable en el mundo de los negocios, y se ha convertido en uno de los pilares del éxito de empresas como Inditex, tal y como refleja este artículo. La compañía gallega utiliza estos datos, concretamente en forma de herramientas de predicción meteorológica, para ajustar su producción y stock a diferentes mercados de todo el planeta. Predecir el tiempo les ayuda a disponer de distintas clases de prendas en cada región.

Miguel Ángel Rivera trabaja en Microsoft como Cloud Solution Architect
Miguel Ángel Rivera trabaja en Microsoft como Cloud Solution Architect

Para conocer más sobre la importancia de los datos, hemos acudido a otro experto en el tema. Miguel Ángel Rivera trabaja en Microsoft como Cloud Solution Architect, especializado en Big Data, Advanced Analytics e Inteligencia Artificial. También fue alumno de U-tad, concretamente de su postgrado Experto en Big Data. En él los alumnos aprenden las tecnologías y técnicas para gestionar, procesar y explotar grandes cantidades de datos en entornos digitales multicanal.

«El Big Data y la Analítica Avanzada son dos conceptos fundamentales en nuestra sociedad actual», nos comenta Rivera. Añade que esto ocurre «porque están transformando el mundo tal y como lo conocemos, y sirviendo como palanca para una nueva revolución industrial. No solo los bancos y las compañías de seguros están aplicando la potencia del Big Data para personalizar sus ofertas comerciales o prevenir la fuga de clientes, que serían dos ejemplos de casos empresariales habituales en los tiempos que corren, sino que nos encontramos con el Big Data y la Analítica Avanzada aplicados en elementos del día a día en cualquier ciudadano de a pie: cada vez llevamos con nosotros más dispositivos y prendas que generan datos cuando, por ejemplo, salimos a pasear, empezando por el teléfono móvil, continuando por los smartwatches, accesorios deportivos, y terminando por las propias prendas en muchos casos».

Esta gestión de los datos también es uno de los elementos clave de una de las mayores revoluciones en el mundo de la automoción: los coches autónomos, tal y como nos desvela Rivera: «Estos generan una gran cantidad de datos en cada trayecto. ¿Cuánto vamos a tardar en ver que esos coches, que están totalmente sensorizados, puedan analizar los datos de desgaste de sus piezas por ejemplo, pedir cita al taller más cercano de manera autónoma cuando sea necesario, ir al taller de manear autónoma a que les reparen, e incluso realizar el pago de la reparación con cargo a nuestra cuenta corriente o pasar el parte de manera automática a la compañía aseguradora? ¿os suena a ciencia ficción? Pues la tecnología ya la tenemos, y estos "casos de uso" estarán aquí más pronto de lo que todos imaginamos».

Esta revolución llevaba fraguándose desde hace tiempo, tal y como recalca Rivera: «El arranque de la utilización de internet en general, y de las redes sociales en particular, marcan un antes y un después en nuestra vida. A nivel empresarial, la explotación de datos en este sentido se hace inmanejable con las herramientas ‘tradicionales’ y surgen los llamados ‘sistemas distribuidos modernos’ hace más de 10 años ya, cuya estrella inicial y precursor de lo que estamos viviendo ahora es el ya famoso Hadoop».

«La idea de estos sistemas», prosigue Rivera, «es permitir a las empresas almacenar y trabajar con grandes volúmenes de información, poder extraer insights de ella, cruzar estos datos con los datos más habituales en los negocios (información de clientes, etc.) y, en definitiva, enriquecer sus modelos analíticos y su conocimiento específico a partir de toda la información disponible. La nueva ola, la ola del IoT (Internet of Things) evidentemente va a ser muchísimo más exigente y muchísimo más enriquecedora en cuanto a información, y este mundo del Big Data, por tanto, va a seguir cobrando más y más importancia».

Daniel Higuero
Daniel Higuero

El análisis de estos datos ofrece a las empresas una ventaja competitiva, tal y como nos explica Daniel Higuero, quien se está encargando de formar a nuevas generaciones de ingenieros, y más concretamente en el campo del Big Data, desde U-tad: «Nuestra oferta académica tiene como pilar fundamental la enseñanza práctica de las distintas tecnologías del campo. Creemos que complementar una enseñanza teórica con prácticas y ejercicios proporciona a los alumnos una experiencia real con cada una de las tecnologías estudiadas en el programa. Esto beneficia el entendimiento desde un punto de vista práctico y acerca al alumno al mundo empresarial».

Esta formación práctica fue lo que atrajo a Miguel Ángel Rivera a U-tad. «Mi background ha estado ligado en todo momento al trabajo con datos, enfocado en la adquisición, transformación y explotación de los mismos, con las herramientas que, tradicionalmente, teníamos a nuestra disposición. En este sentido, era habitual para mí el trabajo con bases de datos, herramientas de Business Intelligence, etc. Sin embargo, el espectro es muchísimo más amplio cuando hablamos de Big Data, y mi intención al hacer el postgrado en U-tad era poder complementar mi conocimiento con nuevas tecnologías, nuevos puntos de vista y nuevas ideas de negocio, para ayudar a mis clientes de la mejor manera posible».

Desde su fundación, U-tad ha tenido siempre presente que lo más importante es ofrecer una formación práctica, en cualquiera de sus ramas educativas, incluyendo el campo de la analítica, tal y como nos comenta Daniel Higuero: «Para poder impartir una formación con una gran carga práctica contamos con un claustro de profesores expertos en las distintas materias. De este modo somos capaces de profundizar en cada una de las tecnologías así como los casos de uso reales para las que son más adecuadas».

«Estudiar en U-tad, sin duda, me permitió hacerlo de un modo excepcional», nos comenta Miguel Ángel Rivera. «No solo personalmente fue super enriquecedor sino que, profesionalmente, las habilidades y conocimientos que adquirí en U-tad me sirvieron para dar un salto importante en mi carrera y pasar de trabajar en empresas de consultoría más o menos conocidas a, hoy en día, poder desarrollar mi carrera como arquitecto en una de las mejores empresas del mundo: Microsoft».

Como Cloud Solution Arquitect, Rivera se encarga de velar por los clientes de Microsoft a la hora de sacar partido de las tecnologías cloud del gigante de Redmont, relacionadas además con el Big Data. «Es muy gratificante poder ayudar a lanzar proyectos tan interesantes como los que habilitan estas nuevas tecnologías, y ayudar a los clientes a obtener nuevos insights de sus datos, aprovechar toda la potencia y flexibilidad de la nube y, en definitiva, permitirles evolucionar en este mundo cada vez más competitivo, para acelerar su éxito como empresa y asegurar un futuro excelente».

Las salidas laborales que ofrece una titulación como el Máster en Data Science y Big Data de U-tad son múltiples, como nos desvela Rivera: “El negocio del Big Data es muy extenso, hay cientos de herramientas de especialización (solo hace falta buscar en internet imágenes de 'big data landscape’ para darse cuenta de la magnitud de lo que estamos hablando a nivel técnico) y absolutamente todas las empresas de primer nivel están hoy en día lanzando iniciativas relacionadas con este paradigma”.

Diversos analistas coinciden en que, no solo este 2018, sino en años venideros, entre los puestos más demandados por las empresas se encuentran y se encontrarán algunos como: «Data Scientist», «Big Data Engineer», y similares. «Esto no es casual», sentencia Rivera, «el presente y el futuro de los datos está marcado por el Big Data y, por tanto, una titulación como el Máster en Data Science y Big Data de U-tad se torna fundamental para poder aprovechar la ola, y orientar tu carrera profesional hacia el éxito».