AFP
WWDC 2019

Las cinco novedades que Apple que se espera de su evento WWDC: iOS 13 y un posible Mac Pro

El gigante de la tecnología celebra este lunes su conferencia de desarrolladores WWDC en medio de una gran expectación

Apple Keynote: iOS 13 y Macbook pro nuevos en directo

madridActualizado:

Día grande para los feligreses de la religión de la manzana. Apple celebra este lunes su conferencia de desarrolladores, World Wide Developers Conference, o más conocida por sus siglas WWDC 2019. Un evento que por naturaleza y tradición está muy enfocado a un perfil profesional y donde apenas se habla de hardware. Sin embargo, las últimas ediciones se han aprovechado para desvelar nuevos dispositivos. Y esta, de nuevo, puede ser una oportunidad.

Se esperan, por tanto, grandes sorpresas alrededor de su software, que siguiendo los pasos anteriores se podrá denominar iOS 13. También cabe esperar la llegada de MacOS 10.15, nueva actualización del sistema operativo para ordenadores, pero no se descarta la presentación de un ordenador MacBook Pro y de un equipo de altas prestaciones, el Mac Pro. Algo que no desentona, por otra parte, dado el enfoque de la Keynote.

El evento está previsto para las 19.00 horas (hora española) y tiene lugar en el centro de convenciones McEnery de San José (California, EE.UU.). Se podrá ver en streaming desde la página web oficial de Apple. La conferencia, además, viene marcada por un contexto inaudito, con el veto de Google y empresas tecnológicas estadounidenses a Huawei y en plena desaceleración del mercado chino, que ha provocado que el iPhone, su producto estrella, haya pinchado en ventas. De ahí que todo apunta a que la compañía hará mención a estos acontecimientos defendiendo su posición o desvelando algún movimiento estratégico.

Un modo oscuro a iOS 13

La gran apuesta de la jornada es la última versión de iOS, la decimotercera, y que, según los medios especializados, tendrá un modo oscuro para todo el sistema como principal novedad. Esta característica mejorará el rendimiento de la autonomía y, además, contribuirá a evitar la fatiga visual. Habrá más opciones novedosas pero todo apunta a que no supondrá un gran cambio respecto al ecosistema actual.

Rediseño de aplicaciones

La gran actualización, que una vez presentada empezará a rodar en fase beta hasta su liberación en otoño coincidiendo con la nueva hornada de iPhones, contará también con actualizaciones de los servicios propios del correo electrónico, Apple Mapas, los recordatorios o el centro de control.

Pero, a su vez, se espera otro importante movimiento; la fusión de la aplicación «Encuentra mi iPhone» y «Encuentra a mis amigos» con el fin de ser más útil. En las versiones para iPad, el software promete una mejor experiencia con la pantalla dividida o, al menos, abrir dos aplicaciones de manera simultánea, así como una interesante función que permitirá conectar la tableta a un monitor como si se tratase de un ordenador.

Una «fusión» entre Mac y iPad

También se espera la llagada de MacOS 10.15, que pasará a incluir aplicaciones desarrolladas para iPad, con lo que avanzará hacia la compatibilidad entre ambos ecosistemas. De momento, y pese a la demanda de sus usuarios, no está en sus planes «fusionar» los dos sistemas operativos.

Adiós a iTunes

Otro de los movimientos más esperados es la separación de iTunes, la particular tienda virtual de Apple que ha estado presente en sus dispositivos desde hace dieciocho años. Teóricamente, esta decisión condicionará su estrategia dado que dará inicio a sendas aplicaciones especializadas en algunas categorías.

Un nuevo Mac Pro

Más allá del software, la sorpresa puede venir por un anuncio en hardware, ya que la propia empresa ha asegurado que 2019 es el año en el que sacará un nuevo Mac Pro. Es el ordenador de sobremesa más potente y rápido del catálogo de Apple y está dirigido fundamentalmente a profesionales de la edición de vídeo, imágenes y creadores en 3D. Un público que ha dado de lado en los últimos años. De hecho, este equipo no ha recibido una actualización completa desde que salió al mercado la última versión en 2013.

Pese a lo jugoso de su diseño cilíndrico, aquel dispositivo no entusiasmó a sus usuarios dado que no permitía actualizar sus componentes al cabo de los años. Y eso suponía un freno a los creadores, a los que ahora quiere volver a conquistar. No se ha confirmado de manera oficial, pero este dispositivo puede incluso inaugurar un sistema modular, que permitirá que sus componentes -como las tarjetas de expansión y de memoria- puedan ser extraídas y añadidas con facilidad. Contará con los procesadores Xeon de Intel y se espera también que venga acompañado de un potente monitor de 31 pulgadas con resolución 6K.