Así podría ser el coche eléctrico de Apple
Así podría ser el coche eléctrico de Apple

Apple no solo trabaja en su coche eléctrico: también quiere conquistar las estaciones de carga

Según Reuters, los de Cupertino siguen desarrollando Titán pero también se han enfocado en un nuevo objetivo: contar con estaciones de carga que permitan la normal circulación de los vehículos, ya sea a través de su propia tecnología o diseñando un sistema de carga

Actualizado:

¿Cómo cargar los coches eléctricos? Esta es la pregunta que se plantea Apple y que demuestra, una vez más, cómo los de Cupertino también están trabajando en su propio vehículo, Titán, como ya hacen otras grandes del sector como Google o Tesla.

Según Reuters, la compañía que dirige Tim Cook está investigando cómo y dónde instalar estaciones de carga y está contratando a ingenieros con experiencia en el área. Basta con revisar LinkedIn, la red social de contactos profesionales, para comprobarlo.

Apple se caracteriza por su silencio. Nunca confirma ni desmiente rumores y sus investigaciones, proyectos o futuros productos. Todo es secreto. Pero son ya numerosas las filtraciones en torno al Apple Car. Incluso Elon Musk, CEO de Tesla, aseguró en una entrevista a la CNN: «No es ningún secreto que Apple está trabajando en un coche eléctrico».

Se sabe que los de Cupertino trabajan en ello desde hace más de un año. Pero, según Reuters, Tim Cook querría ir más allá. El problema no es solo diseñar un coche eléctrico, sino contar con estaciones de carga que permitan su normal circulación. La infraestructura para este tipo de vehículos es todo un reto a superar. Ahora, es Apple quien mueve ficha: el desarrollo de un «software» que permita cargar el vehículo en el menor tiempo posible sería la gran oportunidad de la compañía.

Queda claro que Silicon Valley se reinventa. Las grandes compañías ya no batallan por el mejor «smartphone». El mercado está saturado y toca reinventarse en busca de nuevas fórmulas. En el caso concreto de Apple, la compañía busca nuevos ingresos en un momento en el que el iPhone ha tocado techo.

Si los de Cupertino consiguen patentar su propia tecnología para los coches eléctricos, Tesla se encontraría con un fuerte rival. La otra posibilidad es que Tim Cook consiguiera diseñar un sistema de carga de vehículos eléctricos compatible con lo que ofrecen otros fabricantes en el mercado.