Apple Pay, en España en 2016

Tim Cook ha confirmado que el servicio de pago móvil de Apple llegará el próximo año a nuestro país

Actualizado:

Apple sonríe y no es de extrañar. El negocio va viento en popa. Eso sí, gracias al iPhone. Así los han demostrado sus últimos resultados economómicos. El gigante tecnológico anunció este martes que sus beneficios trimestrales interanuales subieron un 31%, hasta los 11.120 millones de dólares (10.070 millones de euros).

Durante la presentación de los resultados, Tim Cook reconoció querer diversificar el negocio. Los de Cupertino no son solo una compañía especializada en telefonía. Y la muestra está en las últimas novedades que han presentado.

El Apple Watch, lanzado en abril, sigue creciendo en número de ventas, aunque el CEO de Apple evitó desvelar números concretos. Apple TV es otra de las áreas del negocio que la compañía acaba de sacar con la que espera revolucionar el mercado, al igual que con Apple Music.

Y, por último, Cook habló de Apple Pay. El servicio de pago móvil de Apple llegará a España en 2016 junto a otros países como Singapur y Hong Kong. De hecho, tras su puesta en marcha en EE.UU. y Reino Unido, el CEO aseguró que se alizarán con American Express para extenderlo a Canadá y Australia este año.

De esta manera, los españoles podrán experimentar la transformación que supone realizar los pagos con el móvil de una forma fácil, segura y privada, como ha insistido siempre la compañía.

¿Cómo utilizar el servicio?

Cuando Apple Pay se instale en España, los usuarios tendrán que configurar una cuenta y transferir los datos de su tarjeta de crédito o débito de su cuenta de la iTunes Store. Estos datos, «no se almacenarán en el dispositivo ni en los servidores de Apple», aseguró la compañía, sino que al usuario se le asignará un número de cuenta del dispositivo, que se cifrará y se almacenará «de forma segura» en el dispotisivo.

Cada transacción se autorizará para el número de cuenta del dispositivo con un número único de un solo uso. No requerirá el número de seguridad de tres cifras que aparece en el reverso de las tarjetas, pues se creará un código de seguridad dinámico para validar el pago de forma segura.

Además, también se podrá comprar por internet desde las aplicaciones usando su huella dactilar. Con el sensor biométrico Touch ID los usuarios podrán pagar bienes y servicios, como ropa, productos electrónicos, productos de salud y belleza, entradas y mucho más. Solo con un toque y sin tener que rellenar manualmente largos formularios de datos bancarios ni introducir una y otra vez los datos de envío y de facturación.