Fotograma de la película de Disney en la que se ve Baymax
Fotograma de la película de Disney en la que se ve Baymax - disney

La historia del robot real que inspiró la película animada «Big Hero 6»

Baymax, el protagonista del nuevo filme de Disney, tiene muchas características de la «robótica suave» que se desarrolla en la Universidad Carnegie Mellon

Actualizado:

Disney ha estrenado en Estados Unidos un nuevo filme animado «Big Hero 6». Su coprotagonista es Baymax, un robot grande, inflable, blanco y suave que acompaña a Hiro Hamada, un genio que fabrica robots. Baymax, un robot diseñado para cuidar a seres humanos que se convierte en un guerrero, que se une a una «banda de héroes de alta tecnología».

La raíz de Baymax es la ciencia experiemental. El personaje está inspirado en brazos robóticos que ha probado la Universidad de Carnegie Mellon. Según explican desde la casa de estudios, cuando Don Hall vio un brazo robot hecho de globos durante su visita a Instituto de Robótica de la Universidad Carnegie Mellon hace varios años, supo al instante que Baymax, el personaje de la película animada que co-dirigiá, también sería un robot inflable.

Baymax se puede catalogar como un miembro de la robótica suave, un reciente campo de investigación en la Carnegie Mellon. «La película es una tremenda victoria para la robótica suave», ha dicho Chris Atkeson, profesor de robótica, en un comunicado.

La robótica suave implica la utilización de materiales blandos al tacto como telas, globos y plásticos ligeros. Este tipo de robots, explican, ofrecen ventajas sobre los fabricados en metal, ya que tiene un peso menor, cuestan menos dinero e implican mayor seguridad cuando se utilizan cerca de personas.

«Creo que esta película va a ser fuente de inspiración para mucha gente», añadió Atkeson, que lamenta que la idea generalizada sobre los robots sea solo los brazos mecánicos que emsamblan partes de coches en las empresas.

Desde el Carnegie Mellon explican que, si bien de momento sólo es un campo experimental, han probado que los robots suaves pueden hacer trabajos reales. La incorporación de tecnología como sensores táctiles y músculos artificiales los hará más prácticos.

El brazo robótico inflable que resultó tan inspirador que Hall fue desarrollado en el laboratorio de Atkeson por Siddharth Sanan durante la investigación de tesis doctoral. «Nosotros no inventamos la idea de un brazo robot inflable. Lo que queríamos saber era: ¿cómo hacemos para que sea práctico», dijo Atkeson.

La idea de la investigación de Sanan era probar que los robots blandos pueden hacer tareas de ayudas a ancianos o personas con discapacidad. En el caso del brazo robótico, querían comprobar que un robot suave podría hacer actividades delicadas como un baño de esponja a un paciente sin ocasionar daño.

«Con base en los trailers que he visto de Baymax, se ve en un sentido similar. El único ingrediente que falta en su robot es que no ve cómo se acciona el sistema. Simplemente se mueve mágicamente», criticó Sanan.

El brazo robótico suave de Sanan se acciona con cables, mientras que las manos del objeto se controlan con neumáticos. Sanan y Atkesonhan trabajado con firmas como iRobot y OtherLab, que están desarrollando robots blandos para el mercado. Sanan y Atkeson tiene la meta de crear robots suaves protátiles, que la gente pueda llevar en la mochina e hincharlo cuando se necesite.