La canciller alemana, Angela Merkel (d), y el cineasta alemán Wim Wenders (i), con unas gafas de 3D
La canciller alemana, Angela Merkel (d), y el cineasta alemán Wim Wenders (i), con unas gafas de 3D - efe

Las películas y videojuegos en 3D afectan la visión de los niños menores de seis años

Un estudio desarrollado por la Universidad de Berkeley apunta que la dificultad de acomodar la visión en dispositivos 3D puede tener efectos mucho más severos en niños

Actualizado:

El consumo de películas y contenido en 3D puede dañar la visión de los niños, especialmente en los menores de seis años, ya que «su sistema visual todavía se está desarrollando», según un estudio de la Universidad de Berkeley, en California (Estados Unidos).

Concretamente, el estudio publicado en la revista científica «Journal of Vision», ha revelado que la observación prolongada de contenidos de películas o videojuegos en 3D (tres dimensiones o estereoscopía) puede provocar molestias visuales, dolores de cabeza y fatiga.

El problema de «convergencia acomodativa», se produce porque los ojos de los espectadores tienen que ajustar constantemente la distancia de la pantalla de cine o de la videoconsola y su contenido en 3D. Este cambio constante es lo que hace que la visión se canse más de lo normal, generando visión borrosa, dolores de cabeza, e incluso fatiga ocular.

Según el presidente del Colegio de Ópticos Optometristas de la Comunidad Valenciana, Vicente Roda, «en los niños, y especialmente antes de los seis años, la dificultad de acomodar la visión en dispositivos 3D puede tener efectos mucho más severos, porque su sistema visual todavía se está desarrollando».

El Colegio de Ópticos ha recordado que en 2010, cuando Nintendo lanzó su consola de video en 3D, ya advirtió de que si era utilizada por niños menores de seis años podría dañar su visión, y el año pasado Italia recomendó restringir el uso de lentes 3D por los niños a raíz de un advertencia similar de su agencia de salud nacional.

Ahora, distintas instituciones sanitarias internacionales, entre las que se cuenta el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO) y la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de Francia (Anses) alertan de que los niños menores de seis años no deberían ser expuestos al consumo de películas y juegos en 3D, «ya que el proceso de asimilar un efecto de tres dimensiones requiere que los ojos vean imágenes en dos lugares distintos al mismo tiempo, antes de que el cerebro las convierta en una sola».

Defectos en la visión binocular

Según el presidente del COOOC, Alfons Bielsa, se estima que hasta un 56 por ciento de las personas entre los 18 y 38 años podrían tener problemas en su visión binocular.

«Un leve mareo al comenzar a ver una película en 3D es normal pero, si persiste, es una señal muy probable de que existe un trastorno visual», ha indicado.

Los ópticos recomiendan tomar descansos cada cierto tiempo, utilizar la regulación de las pantallas de televisión y de las videoconsolas para minimizar el efecto y colocar el contenido a una distancia tres veces mayor a la altura en que se encuentra la televisión o la imagen.