Los riesgos de conectarse a una red Wifi abierta durante las vacaciones

Te contamos seis consejos para evitar que te roben los datos del teléfono móvil este verano

MadridActualizado:

A la hora de escoger hotel durante las vacaciones, una de las cosas en las que más se fijan los turistas es en que el establecimiento escogido cuente con una red WiFi que les permita estar conectados en todo momento. Sin embargo, si no se tiene cuidado, emplear conexiones de este tipo puede poner en riesgo el contenido de sus dispositivos.

Para evitar que esto pueda ocurrir, los expertos dan consejos para evitar ser «hackeados». «Por lo general, la gente tiene la percepción equivocada de que utilizar una red Wifi abierta no tiene ningún tipo de peligro para su seguridad de los datos almacenados en el dispositivo que esté conectado, por lo que no toman las medidas necesarias para garantizar la protección de su información», señala en un comunicado Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal.

«Esta falta de preocupación aumenta durante las vacaciones, ya que aprovechamos para desconectar y dejar a un lado las obligaciones. Sin embargo, lo cierto es que las conexiones abiertas no son seguras, sino que son un foco de ataques ya que los cibercriminales pueden acceder con suma facilidad e infectar a miles de personas con un solo clic», añade.

Borrar el rastro digital

Es muy importan que, una vez dejamos de navegar por una red abierta, borremos todo el rastro digital que hayamos dejado por el camino. De este modo, deberemos eliminar el historial de navegación y las cookies, así como los archivos temporales del navegador. «También tendremos que cerrar las sesiones en todas aquellas aplicaciones o sesiones que hayamos iniciado y en las que hayamos introducido nuestro usuario y contraseña», señalan en un comunicado fuentes desde la firma de seguridad Sophos.

No acceder jamás a información bancaria

Este consejo es uno de los más importantes a seguir. Mientras el usuario esté conectado a un WiFi abierto no debe, en caso alguno, acceder a servicios de banca o de comercio online en los que se realicen pagos electrónicos. «Y es que, en caso de que se produjese un robo de datos, este puede no ser detectado hasta pasado un tiempo; por lo que los atacantes podrían acceder a las cuentas bancarias y los datos de las tarjetas de crédito sin que nadie se diese cuenta», añaden desde Sophos.

Cuidado con las redes sociales

Dado que no entrar en las redes sociales durante las vacaciones es casi misión imposible, es aconsejable proteger el acceso a las mismas. Para ello, el usuario tendrá que reforzar la autentificación, por ejemplo, mediante el cambio de la contraseña o cerrando la sesión cada vez que se salga y se entre en la aplicación.

«Las redes públicas permiten que cualquiera pueda acceder a ella. Por este motivo, los cibercriminales aprovechan para infiltrarse e infectar miles de dispositivos con malware. Para ello, tan sólo necesitan convencer al usuario de hacer clic en un enlace que, en realidad, descarga un programa en el terminal que permite al cibercriminal tomar el control total del dispositivo», sostienen desde Check Point.

Protege tu correo electrónico

Si vas a utilizar el correo electrónico para enviar fotos o compartir información durante las vacaciones, se recomienda no utilizar la misma cuenta en la que se cuente con información sensible. «Si prefieres utilizar la cuenta de correo para subir fotos o archivos a la nube, es preferible crear un usuario específico para esto y así minimizar el robo de información en caso de sufrir un ataque», recomiendan los expertos de Sophos.

No descargar archivos adjuntos

La curiosidad puede ser peligrosa, y querer saber qué contiene un archivo que recibes desde una procedencia dudosa puede ser cómo abrir la puerta de tu dispositivo a los ciberdelincuentes. De igual modo, descargar archivos adjuntos de páginas web o documentos informativos, puede ser también un riesgo mientras estés conectado a una red WiFi pública.

«La falta de seguridad de estos puntos de conexión hace que acceder a nuestro terminal sea muy sencillo para los cibercriminales. Esto implica que pueden tener acceso a todas nuestras contraseñas, credenciales bancarias, documentos, gráficos», añaden expertos de la firma de seguridad Check Point, quienes recomiendan evitar hacer cualquier tipo de gestión bancaria que requiera el uso de contraseñas.

Navegar seguro

De igual manera, desde Check Point, advierten del peligro de la suplantación de identidad: para los cibercriminales es muy sencillo conseguir redirigir el tráfico desde tu dispositivo a páginas fraudulentas que imitan la apariencia de webs familiares para el usuario, como servidores de correo electrónico, etc. y hacerse con sus datos. Es necesario, por tanto, «navegar siempre utilizando el protocolo seguro Https y estar atento a los posibles mensajes que nuestro navegador nos facilite con respecto a la fiabilidad de las páginas o a su certificado para asegurarnos que, realmente estamos accediendo a un sitio válido», explican.

No olvides el antivirus

Al igual que ya está consolidada la conciencia de contar con un antivirus para los ordenadores, esta concienciación debe extenderse también a los actuales ordenadores de bolsillo que son nuestros smartphones. Los teléfonos móviles están sustituyendo en capacidad y funciones a los ordenadores y cada vez los usamos para más cosas, por eso es fundamental contar con un software de seguridad que proteja los accesos y la información que almacenan nuestros móviles o dispositivos con conexión a internet.