Internet esconde graves peligros para la seguridad de los teléfonos móviles
Internet esconde graves peligros para la seguridad de los teléfonos móviles - archivo

Diez consejos para configurar la seguridad del «smartphone»

La sustracción de terminales aumenta considerablemente durante el verano así que una buena configuración de la seguridad del teléfono es imprescindible para proteger los datos que tengamos guardados

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En España existen 56 millones de teléfonos móviles y cada dos minutos, más o menos, se produce el robo de uno de ellos siendo bares y terrazas los lugares predilectos por los ladrones. Un problema que, más allá de perder dinero, puede costar arruinar tu vida digital.

Según la Secretaría de Estado de Seguridad durante 2014 se produjeron 279.319 denuncias por sustracción de móviles, aumentando este tipo de denuncias un 19% respecto al año anterior. Aunque la mayoría de delitos se producen a gran escala y están orquestados por mafias organizadas, la sustracción del móvil personal supone graves riesgos para los usuarios dada la cantidad de información personal que almacenamos en nuestros terminales.

Respecto a este tipo de incidencias durante el periodo estival, Óscar López, Sales Engineer de Sophos Iberia, señala que «cada año, con la llegada del verano, los viajes y el cambio de rutinas, el riesgo de pérdida o robo se incrementa de forma exponencial». Así, hemos preparado un decálogo de recomendaciones para que los usuarios de móviles Android, puedan confirgurar la seguridad de su télefono y minimizar los riesgos que entraña la pérdida o sustracción del mismo.

Bloqueo de pantalla:

En caso de pérdida o robo es una buena medida para salvaguardar los datos. Es posible configurar esta funcionalidad para que se active en el mismo momento en el que se apaga la pantalla, impidiendo el acceso sin una contraseña o un patrón de desbloqueo.

Bloqueo de la tarjeta SIM

Es importante que pueda ser usada en otro teléfono, evitando probables sustos en la factura y, según este expeto, «que se pueda anular el bloqueo de la pantalla con un hard reset, proceso por el que se devuelve el teléfono al estado de fábrica».

«Apps» para localizar y borrar contenidos

Existen distintas aplicaciones, como por ejemplo Sophos Mobile Control, que permiten localizar un dispositivo o borrar sus datos a distancia.

La nube como copia de seguridad

Todos los dispositivos Android tienen la posibilidad de almacenar información en la Nube, así «todo puede conservarse a salvo en caso de pérdida del móvil y recuperarlo inmediatamente al utilizar otro con nuestra misma cuenta», declara el empleado de Sophos.

Conservar o apuntar el IMEI

Es una medida recomendable para cualquier teléfono móvil, no solo Android. El IMEI es un número de 15 dígitos que identifica todos los dispositivos existentes y que será solicitado por la policía en el caso de realizar una denuncia por robo. Aunque el número viene en la caja del teléfono, también se puede conocer pulsando *#06# y tecla de llamada en cualquier terminal.

Contraseñas para limitar accesoaplicaciones

Existen aplicaciones que se encargan de ocultar el contenido que queramos mantener a salvo de los intrusos.

No compartir las contraseñas

Si no hay más remedio que prestar el móvil, «debería ser siempre por poco tiempo, bajo supervisión y cambiando después las contraseñas» ha señalado el experto consultado por este diario.

Cifrar el contenido del dispositivo

Una de las mejores opciones para evitar que la información del dispositivo sea utilizada por terceros es el cifrado. Existen soluciones en el mercado que realizan esta operación de manera sencilla.

Avisar a la operadora

Si se sufre el robo del móvil, «hay que llamar cuanto antes a la operadora o visitar una de sus tiendas» para anular la tarjeta y pedir un duplicado.

Contar con un software «antimalware»

Siempre, y de manera preventiva, hay que disponer de una instalación antimalware actualizada, y que, a ser posible, incluya filtrado de spam para mensajes de texto y llamadas.