Los sociólogos Touraine y Bauman, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación
Touraine y Bauman (foto: RAMIRO VILLAPADIERNA)

Los sociólogos Touraine y Bauman, Premio Príncipe de Asturias de Comunicación

JUAN PEDRO QUIÑONERO | PARÍS
Actualizado:

Los sociólogos Alain Touraine y Zygmunt Bauman, de forma conjunta, se han alzado con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2010. Competían en la recta final de este galardón, al que se han presentado 23 candidaturas de 13 países diferentes, con el japonés Shigeru Miyamoto, considerado el padre de los videojuegos modernos.

Alain Touraine (Hermanville-sur-Mer, Calvados, 1925), uno de los patriarcas de la sociología del trabajo, en Francia, publicó en 1980 un ensayo titulado L’Après-socialisme (El Postsocialismo), proclamando el fin del mesianismo socialista. Su hija, Marisol, diputada socialista, lo convenció de no insistir en esa vía.

Esa paradoja, aparente ilumina toda la obra de Touraine, que comenzó con un estudio clásico sobre la evolución del trabajo en las fábricas Renault (1945) y concluyó provisionalmente con libro destinado a «dar ideas» a la izquierda socialista (2008).

Entre ese medio siglo largo, Touraine ha publicado cerca de cincuenta libros, entre la sociología de la acción y pensamiento filosófico del trabajo sindical. Hasta 1980, cuando la unión de la izquierda se aprestaba a tomar el poder en Francia y Touraine ya estaba desencantado de casi todos los socialismos conocidos, el sociólogo trabajó esencialmente en el análisis de las condiciones de trabajo, en Chile y las Américas, Francia y Europa.

A partir de los años 70 del siglo XX, Touraine comienza a explorar otros terrenos de análisis: nuevos movimientos sociales (estudiantes de Mayo del 68, movimientos ecologistas y feministas). Para terminar analizando e intentando comprender las distintas crisis sociales y económicas de los últimos treinta años.

Raymond Aron contó en sus memorias su simpatía crítica hacia Touraine y sus reservas intelectuales hacia un sociólogo siempre tentado por la filosofía y el pensamiento, más líricos y menos científicos. Touraine había deseado que fuese precisamente Aron quien “dirigiese” su tesis doctoral (ya escrita). Y la relación entre los dos grandes maestros, si no fue fácil se percibe hoy como una encrucijada de los estudios sociológicos franceses.

El último Touraine, el de los últimos veinte años, ha seguido abierto a las evoluciones y metamorfosis de las sociedades americanas (su gran “debilidad”: en Chile descubrió su ciencia y el amor) y europeas (donde él comenzó a roturar los terrenos y debates abiertos con la irrupción de nuevos campos sociales, como el Islam francés y europeo). Al mismo tiempo, sus trabajos sobre los nuevos mundos de las mujeres, o las nuevas sociedades laicas, se enmarcan en un horizonte europeo, cuando nuestra civilización está agrietando las antiguas fronteras estatales, que el mismo Touraine comenzó a explorar estudiando la historia paralela de nuestra civilización industrial y la historia general del trabajo.

Por su parte, su homólogo polaco de origen judío Zygmunt Bauman (Poznan, 1925) ha centrado sus investigaciones en la estratificación social y en el movimiento obrero, así como en la naturaleza de la modernidad y la supuesta conexión de ésta y el Holocausto.

Miyamoto (Kyoto, Japón, 1952), el otro finalista, graduado en Arte y Diseño Industrial por la Universidad de Kanazawa, es actualmente director administrativo general del Área de Entretenimiento, Análisis y Desarrollo de Nintendo, compañía de la que forma parte desde 1977, y de la que también es el máximo responsable del Área Recreativa y de Desarrollo de Productos.

El galardón, dotado con 50.000 euros y la reproducción de una estatuilla diseñada por Joan Miró, es el tercero que se falla este año tras los de Artes, que fue para el escultor estadounidense Richard Serra, y Ciencias Sociales, que recayó en el equipo arqueológico de los Guerreros y Caballos de Terracota de Xian.

En ediciones anteriores el galardón recayó, entre otros, en Hans Magnus Enzensberger, George Steiner, Umberto Eco, Jean Daniel, National Geographic, las revistas Science y Nature, Google y la Universidad Nacional Autónoma de México, que lo obtuvo en 2009.