¿Manipulación o error humano?
Captura de la imagen de los informativos de La Sexta con el logo falso de ETA - ABC

¿Manipulación o error humano?

El polémico logo de ETA modificado en La Sexta es el último ejemplo de la lista de «deslices» donde muchos ven intencionalidad política: Rajoy entre imágenes de Abu Ghraib, imágenes violentas de Grecia ilustrando noticias de España, manifestantes que desaparecen... juzgue usted mismo

MADRID Actualizado:

«Un error». Así calificaba la periodista Helena Resano en su cuenta de Twitter la polémica manipulación del logo de ETA realizada en los informativos de La Sexta, donde sustituyeron la leyenda de «Euskadi ta askatasuna» («País Vasco y libertad») por «Banda de asesinos». La presentadora, sin embargo, reconocía que «ese sello “modificado” se empezó a utilizar hace más de tres años, tras un brutal atentado de la banda. Ayer en cambio, no se utilizó con una intención editorial. Fue un error». La polémica, sin embargo, está servida: ¿fallo o manipulación?

No es la primera vez que este tipo de «errores» se dan en los medios de comunicación, que los responsables han achacado a errores técnicos o humanos, mientras el resto han querido ver una intención política detrás. En junio, Telemadrid utilizó imágenes de disturbios de Grecia para ilustrar la supuesta violencia de los «indignados» del 15-M; en febrero, el diario «As» tuvo que pedir disculpas por hacer desaparecer de una imagen a un defensa del Athletic de Bilbao con el que el gol del Barça se convertía en ilegal por fuera de juego; en 2006, TVE incluía una foto de Rajoy en medio de un vídeo sobre las torturas en Abu Ghraib… la lista es infinita.

«Recuerdo la de Rajoy. Seguramente fue un error, pero lo que está claro es que esos errores tienen siempre un efecto sobre los telespectadores», asegura Daniel Ureña, bloguero de ABC y socio-director de MAS Consulting España, una compañía especializada en asesoramiento a líderes empresariales y políticos.

«Sobrepasando los límites»

Según los responsables de Telemadrid, que cuenta en su haber con varios episodios de este tipo, su error no fue premeditado y han considerado «gratuita» la polémica. Sin embargo, los propios trabajadores de la cadena pública, desde la plataforma « Salvemos Telemadrid», ha denunciado siempre estos hechos: «Telemadrid ha vuelto a sobrepasar todos los límites conocidos de la manipulación informativa», dijeron después de que en sus informativos se sobreimpresionara el logo de ETA sobre los rostros del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el vicepresidente, Alfredo Pérez Rubalcaba.

«No es muy difícil construir o deconstruir percepciones sobre un líder político»

Según Ureña, sea un simple error o una burda manipulación, «es difícil saber qué grado de influencia ejerce en la gente», pero está claro que «no es muy difícil construir o deconstruir percepciones sobre un líder político, sobre todo si esas imágenes casuales o intencionadas vienen acompañadas por declaraciones de los adversarios políticos», añade.

Los ataques, por supuesto, nunca han faltado, y son consustanciales a estos «deslices» informativos. Los responsables de los informativos de La 2 en el que se emitió el vídeo de Abu Ghraib pidieron disculpas por el «error técnico» que llevó a la inserción de la imagen del líder del PP en la noticia sobre la cárcel iraquí, pero Eduardo Zaplana no tardó en anunciar su partido pediría las «dimisiones correspondientes» en TVE y achacó el «falló» una « espiral de ataque a la oposición» por parte del Gobierno socialista.

«Borrando» manifestantes

El diario «La Razón» también tuvo que pedir disculpas después de que en junio de este año borrara a manifestantes en la fotografía de portada que ilustraba la concentración de «indignados» del 19-J. En su web alegaron que la imagen no fue modificada, y que los borrones y personas borradas que aparecían se debían a un error del técnico de color al utilizar la herramienta del tampón de clonar. «Madre mía, pero menuda manipulación... no son ni inteligentes para usar el Photoshop», decían algunos de los comentarios en internet, por donde la imagen corrió como la pólvora.

Estos «errores» no son exclusivos de la prensa política. En febrero, el diario «As» hizo desaparecer de una imagen en su edición impresa a un defensa del Athletic de Bilbao que se encontraba junto a Alves, con el que el gol del lateral brasileño del Barcelona se convertía en ilegal por fuera de juego. Según el rotativo, el incidente se debió a «un error en la infografía», mientras algunos periódicos catalanes sembraban las dudas sobre las intenciones del periódico que había «divulgado el término de “Villarato” para referirse a las supuestas ayudas arbitrales que recibe el Barça por sus buenas relaciones con la Federación Española de Fútbol».

¿Error o manipulación? Juzgue usted mismo.