«Nuestros hijos no pueden crecer viendo que ser delincuente merece la pena»

Se hizo conocido por liderar la fuga de anunciantes de «La Noria» y, meses después, Pablo Herreros encabeza «No más crimen en TV» para acabar con el pago a delincuentes y a su entorno por contar su historia en la pequeña pantalla

MADRID Actualizado:

«Cuando ví a la madre de 'El Cuco' y supe que estaba cobrando 8.000 euros por decir mentiras, me asqueó la televisión». Son las palabras del padre de la joven sevillana Marta del Castillo, quien expresa de este modo su decepción por la polémica entrevista que Rosalía García concedía hace meses a «La Noria». En ella, la madre del condenado por encubrimiento defendía, previo pago y sin mostrar su rostro, la inocencia de su hijo, de quien decía que había sido «manipulado». Muchos compartieron ese mismo sentimiento de dolor cuando aquel día comprobaron que «la muerte tenía un precio». Los mismos que, meses después, se unen para pedir que se deje de pagar a criminales y a su entorno por contar su historia a través de la la iniciativa «No más crimen pagado en TV», impulsada por el periodista Pablo Herreros.

El final de aquella conversación con la madre de «El Cuco» se sabe más que de sobra: una fuga masiva de los anunciantes de «La Noria» y grandes pérdidas para uno de los programas más solventes de Telecinco acababan con una reestructuración del «prime-time» de los sábados en un intento desesperado por recuperar poco a poco a las marcas. No fue, todo esto, más que una larga agonía que culminó con el fin del programa. Tras la masiva protesta por la entrevista estaba Pablo Herreros, periodista y bloguero que, a pesar de llevar cuatro años denunciando casos como el de Rosalía García, comenzó en ese momento a obtener una repercusión jamás esperada y que se tradujo en la consecución 33.000 firmas para que los anunciantes abandonasen al programa de Telecinco.

Pero también Pablo había mostrado su malestar cuando Violeta Santander, novia de Antonio Puerta, cobró por conceder una entrevista, o cuando el exalcalde de Marbella, Julián Muñoz, acudió a varios programas. Hastiado, el periodista pretende ahora, con «No más crimen pagado en TV», que Gobierno y televisiones creen un código de co-regulación para evitar intervenciones de este tipo en los medios. Como Pablo explica a ABC, la iniciativa está «siendo la bomba, impresionante, llevamos 48 horas y la respuesta está siendo espectacular». De hecho, en el momento en que se realizó esta entrevista, la iniciativa contaba ya con más de 30.000 firmas.

«Yo no maté a "La Noria"»

Como su creador nos cuenta, « "No más crimen pagado en TV" es una petición de cajón. Pagar a delincuentes es algo que se lleva haciendo muchos años en televisión, he pedido muchas veces que se ponga fin al "todo por la audiencia", pero nadie me escuchó hasta que ocurrió lo de "La Noria"». A Pablo no le gusta que le definan como el tipo que destruyó el programa conducido por Jordi González: «Yo no he acabado con "La Noria". Si en el momento en que subrayé que se trataba de una práctica inmoral el programa hubiera reconocido su error, no se hubiera producido tal crisis, incluso hubieran ganado audiencia y prestigio». Además, se empeña en dejar claro que «nunca» su acción «estuvo dirigida aun programa de televisión o a una cadena en concreto, sino a una mala práctica».

«Tolero que un criminal tenga voz en un medio, pero no que se le pague»

Tanto en aquel momento, como ahora, no son pocas las voces contrarias a la iniciativa y que defienden que la libertad de expresión «debe estar por encima de todo», así como que el interés informativo es fundamental. Es la idea que también defiende Pablo, salvo por el detalle económico. «Si esta práctica se defiende desde el interés informativo me parece fenomenal. Puedo tolerar, aunque no me guste, que un criminal tenga voz en un medio, pero ¿que gane dinero por ello? jamás. El que quiera defender la libertad de expresión que lo haga, pero nunca a costa de la inmoralidad».

Como los padres de Marta del Castillo, también los de Sandra Palo y la madre de Ana Jerez aparecen en el vídeo de «No más crimen en TV». «Están alentando a la sociedad a que cometan actos de este tipo porque es rentable», explica Adoración García, madre de Ana Jerez, violada y asesinada en Huelva cuando solo contaba 9 años.

Ha comenzado el cambio

A las más de 30.000 firmas que «No más crimen en TV» había conseguido cuando se escribió este reportaje hay que añadir la respuesta más que positiva que la iniciativa ha tenido ya por parte de algunos medios. «FORTA y TVE ya se han unido de forma no oficial y esperamos que poco a poco se sumen más cadenas. Telecinco ha dicho que no considera necesaria más regulación de la que ya hay, aunque quizás cambien de opinión».

«Todos los partidos están de acuerdo con la iniciativa»

Pero también la propuesta ha recibido un enorme apoyo por parte de los partidos políticos. «Como cuento en mi blog, todos los partidos se han mostrado de acuerdo con esta iniciativa. Necesitamos mucho apoyo, muchas firmas para hacer ver al Gobierno que esto es importante e urgente. No podemos consentir ni un día más que se lucren con el dolor ajeno, el Gobierno debe tomarse en serio nuestra reclamación y construir un camino, y creo que el que yo propongo es el más adecuado. La televisión tiene que hacer negocio desde la ética, nuestros hijos no pueden crecer viendo que ser delincuente merece la pena».

Sin embargo, y a pesar de los frutos ya obtenidos, el precursor de la iniciativa no quiere convertirse en un defensor de causas perdidas y desea su vuelta al anonimato. «Esto no ha sido fácil. Yo soy periodista y no quiero verme en el foco de la información, ni que se me acuse de querer destruir nada. Me han culpado de querer ir contra una cadena de televisión, pero no entienden que hay gente a la que simplemente le gusta hacer el bien».