«Las compañías de comunicación deben trabajar para el público»
Micrófonos de medios durante una rueda de prensa - efe

«Las compañías de comunicación deben trabajar para el público»

Los profesores Pérez-Latre y Sánchez Tabernero, autores de «Innovación en los medios. La ruta del cambio» analizan los pasos que deben dar los medios

Pablo Ojer
pamplona Actualizado:

Este miércoles se ha presentado el libro «Innovación en los medios. La ruta del cambio», escrito por los profesores de la Universidad de Navarra, Alfonso Sánchez-Tabernero y Francisco J. Pérez-Latre.

Según estos catedráticos, nos encontramos en «el inicio de la transición digital» en los medios de comunicación y estos deben centrarse en «trabajar para el público». Este público es el que paga, por ir al cine, por el periódico, por el acceso a internet. Y lo hace basándose en las expectativas, no en algo seguro. Por eso, «los medios deben ser capaces de no defraudar expectativas», defendió Sánchez-Tabernero. «Pero si están pensando en crecimiento, en la rentabilidad, en la producción, defraudarán las expectativas», continuó.

En la actualidad, las empresas de comunicación se encuentran en una doble crisis, la estructural, en la que las innovaciones tecnológicas han abierto las puertas a la entrada de muchos más medios de los que había anteriormente. Y la crisis coyuntural, marcada por un descenso importantísimo de la publicidad. Por eso, según estos dos profesores de la Universidad de Navarra, a partir de ahora triunfarán los medios que sepan adaptarse a estos cambios. Ya no existen sólo la televisión, la radio, los periódicos y el cine, sino que también está el ordenador, los smartphones y las tabletas.

Pero, además de adaptarse, también tendrán que diferenciarse de la gran cantidad empresas de comunicación que han posibilitado esas nuevas tecnologías. «El riesgo, la iniciativa y la innovación son los factores diferenciales de las empresas líderes», aseguró Pérez-Latre. «Y la clave para encontrar estos modelos de éxito de las compañías de comunicación tiene que ver con la capacidad de configurar grupos excelentes, bien seleccionados, bien formados, altamente motivados y altamente liderados», apuntilló Sánchez Tabernero.