El secreto escondido tras el nombre de algunas marcas
El nombre de Marco Aldany procede de la unión de los nombres de los hermanos Fernández Luengo. Marcos, Alejandro y Daniel

El secreto escondido tras el nombre de algunas marcas

Algunas empresas ocultan ingeniosos significados tras las siglas y acrónimos por los que son conocidas

madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Uno de los aspectos más complicados y a la vez más importantes a la hora de crear una empresa es decidir su nombre comercial. Establecer la marca con la que los clientes identificarán el negocio es, en muchas ocasiones, un auténtico ejercicio de malabarismo.

Sin embargo, es posible crear nombres comerciales atractivos que reflejen la esencia de la empresa sin tener que recurrir a las socorridas y poco imaginativas asociaciones de nombres como «Modas Meyni» marca a la que recurrían Mercedes y Nieves, personajes de la serie «Cuéntame cómo pasó» para bautizar su tienda de ropa.

Algunos de esos ejemplos más ingeniosos los podemos ver en el blog « Marca por hombro», que nos descubre el significado oculto tras el nombre de marcas conocidas por todos.

Muchas de las personas que acuden cada día a cortarse el pelo en una de sus peluquerías, piensan que Marco Aldany es un prestigioso estilista italiano afincado en España. Nada más lejos de la realidad. Aunque el nombre coincide con el de uno de sus fundadores de la empresa, los hermanos Fernández Luengo, el apellido resulta de la suma de sus tres nombres de pila: Marcos, Alejandro y Daniel.

Algo similar ocurre con la cadena de supermercados Caprabo, cuyo nombre se formó a partir de los apellidos de sus tres fundadores: Pere Carbó, Jaume Prat y Josep Botet. El caso de Panrico es similar, ya que el fabricante de Donuts y Bollycao forma su marca del acrónimo del nombre original de la empresa, Panificio Rivera Costafreda, fundada por Andreu Costafreda.

Las fusiones también han creado algunas marcas curiosas, como Alstom. Este fabricante de trenes procede de la unión de la Société Alsacienne de Constructions Mécaniques con la empresa Thomson-Houston. Iberdrola o Unión Fenosa deben también sus marcas comerciales a las distintas fusiones que han dado origen a las compañías actuales.

Así, la primera nace de la unión, a finales de los años 80, de Iberduero con Hidroeléctrica Española, empresa también conocida como Hidrola, mientras que Unión Fenosa, actualmente integrada en Gas Natural, es la fusión de Unión Eléctrica con Fuerzas Eléctricas del Noroeste, SA, Fenosa.

Con competidores así, Endesa, simple acrónimo de Empresa Nacional de Electricidad, SA, resulta un nombre comercial de lo más aburrido.