César Menéndez - Gerente de AAPP de Devoteam Drago

La Administración Pública del futuro

«Se están dando ya los pasos necesarios para que en un tiempo los ciudadanos puedan realizar cualquier trámite, de principio a fin, por medios telemáticos»

César Menéndez
Actualizado:

Es evidente que la transformación digital en la Administración no es una moda, y en cuestión de diez años veremos como la relación de esta con la ciudadanía será totalmente digital. Al igual que ocurre con los demás sectores, la prioridad de las instituciones es satisfacer las necesidades que tiene el ciudadano de recibir respuestas inmediatas y de tener siempre a su disposición los servicios que esta ofrece. Por eso, la tendencia actual es primar el canal digital frente al presencial tanto entre las Administraciones como con los ciudadanos, y establecer métricas e indicadores para mejorar la eficiencia de los servicios y la productividad de los empleados públicos.

Quizás el reto más importante al que se enfrenta la Administración para dar el salto definitivo es el económico, pues esta transformación digital conlleva una fuerte inversión en cada organismo en servicios e infraestructuras. Por una parte hay que convertir los puestos de trabajo en puestos digitales, hay que desarrollar sistemas nuevos y modificar los actuales, hay que integrar los sistemas actuales con los de otras instituciones, hay que racionalizar los procesos… En definitiva, no consiste solamente en el cambio de canal de comunicación y en que la relación con la Administración sea digital, sino que se requieren, además, servicios más amplios orientados a la centralización, el mantenimiento de la seguridad, las necesarias integraciones y la interoperabilidad de los procesos y servicios que ofrece el organismo central. En Devoteam Drago acompañamos a las administraciones Públicas en este viaje y trabajamos para hacer más rentable esta inversión a través de soluciones en la nube, ITSE y Data Analytics.

Aunque todavía queda mucho trabajo por hacer y muchos hitos por cumplir, pues el plan aprobado en 2015 que define el proceso necesario para convertir la Administración Pública en digital se encuentra en la mitad del periodo establecido, se están dando ya los pasos necesarios para que en un tiempo los ciudadanos puedan realizar cualquier trámite, de principio a fin, por medios telemáticos. Pese a que estos tres últimos años han sido duros económicamente, en estos momentos se está viendo un incremento de gasto en TIC y una fuerte demanda de los servicios necesarios para el cumplimiento de las leyes 39 y 40 que obligan a las administraciones a convertirse en digitales, y que posibilitan un modelo más próximo a la ciudadanía, transparente, simple, proactivo, eficaz, eficiente y sostenible.

Si hay algo claro es que en los próximos diez años avanzaremos mucho más deprisa de lo que lo hemos hecho en los años anteriores gracias a tecnologías como el Blockchain, Machine Learning, IOT, Hiperconectividad o el Big Data. La interconexión de los diferentes sistemas de las administraciones y la posibilidad de explotar la cantidad de información que tienen los organismos públicos de empresas, sectores y ciudadanos va a permitir predecir la demanda de servicios y preparar la respuesta a esas necesidades. Una vez que esta transformación digital se asiente, se plantearán nuevos retos para mejorar los servicios al ciudadano y satisfacer sus necesidades en un contexto de cambio constante.

César MenéndezCésar Menéndez