Convierten agua residual en energía renovable

Investigadores de la UAB hallan la forma de obtener electricidad e hidrógeno a través de la depuración de determinadas bacterias que consumen materia orgánica y producen corriente eléctrica.

Actualizado:

Un equipo de investigadores del departamento de Ingeniería Química de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha estado trabajando en un proyecto cuyo resultado ha sido la obtención de energía eléctrica e hidrógeno de manera eficiente y renovable a partir del proceso de depuración de aguas residuales.

El sistema, publicado en la revista científica 'Water Rerearch', produce corriente eléctrica a partir de la depuración de ciertas bacterias que consumen la materia orgánica para producir hidrógeno, "el vector energético del futuro", señalan desde la UAB.

Las aguas residuales contienen gran cantidad de energía química almacenada en la materia orgánica contaminante, por lo que podría llevarse a cabo un desarrollo a escala industrial de esta tecnología. Para ello, los investigadores buscan cómo recuperar esa energía en forma de hidrógeno, un proceso que permitiría la reducción del consumo energético del proceso de depuración y la obtención de energía a partir de los residuos.

Según los científicos de la UAB, eso se puede lograr usando unas bacterias exoelectrógenas capaces de oxidar la materia orgánica y generar corriente eléctrica que produzca hidrogeno. Todo ello a través de las llamadas "celdas microbianas de electrólisis", donde se añade un poco de energía en forma de voltaje y se recupera en forma de hidrógeno.

A escala industrial

Los investigadores han utilizado aguas residuales reales, en lugar de las aguas sintéticas muy biodegradables usadas en la mayor parte de los experimentos, logrando la producción biológica de hidrógeno y la recuperación, durante el proceso de tratamiento, de buena parte de la energía contenida en los residuos.

Los resultados, según la universidad, han sido muy positivos y han logrado intensidades de corriente y velocidades de producción de hidrógeno elevadas a partir de depurar estas aguas residuales. Los coordinadores del proyecto, Albert Guisasola y Juan Antonio Baeza, aseguraron que los resultados en el laboratorio "son muy prometedores y demuestran que estos sistemas tendrían un nicho de mercado a escala industrial".